CULTURE, Photography, Society | , ,

el world press photo reabre el debate: ¿cuándo la realidad se convierte en espectáculo?



WPP

An Assassination in Turkey por Burhan Ozbilici, foto del año

 

El World Press Photo es probablemente el premio de fotoperiodismo más reconocido mundialmente por su finalidad de mostrar a la sociedad mundial, en una serie de imágenes, la situación actual e internacional de la civilización moderna. Se trata de pura y rabiosa actualidad, temas que afectan a todos los rincones del planeta y que nos permiten reflexionar sobre lo distintos y tan parecidos que somos todos los que lo habitamos, seamos de donde seamos. Cada año las paredes de la exposición desprenden más tristeza y nos hacen comprender el horror de conflictos humanitarios, políticos, económicos y sociales. Una vez más, la realidad supera a la ficción y esta colección anual de imágenes nos abren los ojos a la crudeza, a la verdad. Sí, vivimos en un mundo así. T:Júlia Martinell

Este 2017 la imagen ganadora ha sido para el fotógrafo turco Burhan Ozbilici, que trabaja para The Associated Press en Estambul. La fotografía muestra a Melvüt Mert Altintas, el joven policía de 22 años que asesinó el embajador ruso de Turquía, Andrey Karlov, en una exposición de arte en Ankara el 19 de diciembre de 2016. A parte de matar a una persona, el policía que vemos en la foto dejó heridas a tres personas antes de que los oficiales lo mataran en un tiroteo. Un suceso real, reciente, crudo y horrible. Es el reflejo de una problemática real: la voluntad de matar se ha vuelto común en una parte de la sociedad que está perdiendo el miedo a la muerte.

Pero ¿por qué la escogió el jurado? Los expertos la consideraron digna de ganar, no solo por la capacidad informativa de la imagen, sino por la habilidad del fotógrafo en retratar un momento de tensión y pánico en el que él formaba parte. Según los juristas, esta foto resume la situación en la que el mundo se encuentra: al borde del abismo. En una entrevista para la agencia EFE, el fotógrafo habla de cómo consiguió hacer una fotografía en primer plano del asesino con cuidado de no llamar su atención, y de cómo consiguió quedarse con la cámara pegada al cuerpo. Sí, estaba arriesgando su vida por la que iba a ser LA foto. Y eso que ese día ni siquiera iba a asistir a la inauguración de la exposición donde tuvieron lugar los hechos. Un ejemplo de la valentía del oficio del fotoperiodista, que esta vez se ve recompensada con el galardón más prestigioso en el campo a nivel global.

“El fotoperiodista, en referencia a las críticas, dice que tenía dos opciones: salir corriendo o quedarse ahí y hacer su trabajo. Y su trabajo es el de capturar la realidad tal y cómo es. Está pasando, lo estás viendo”

Sin embargo la fotografía ha creado malestar e indignación en Rusia, que ha emitido un comunicado para expresar la repulsa a que esta imagen haya conseguido este premio, precisamente por la difusión que obtendrá por todo el mundo gracias al certamen. Según ellos, concederle este premio a esta fotografía es hacer “una inaceptable propaganda del horror” y que la decisión es una “completa degradación de los valores éticos y morales”. Hablando de estos valores, el presidente del jurado precisamente se opuso a la mayoría y no votó por esta imagen, abriendo la veda para el gran debate de esta edición: darle un premio así a una foto que muchos podrían decir que es morbosa, supone aplaudir que un hecho tan horrible se convierta en un espectáculo? El fotoperiodista, en referencia a estas críticas, dice que tenía dos opciones: salir corriendo o quedarse ahí y hacer su trabajo. Y su trabajo es el de capturar la realidad tal y cómo es. Está pasando, lo estás viendo.

Este año se reabre el debate sobre la ética del fotoperiodista en este tipo de situaciones, en el que la dualidad que vive dentro de ellos se mira cara a cara: el profesional y la persona. Hay casos extremos en los que se ha discutido si un fotoperiodista debería o no intervenir en los acontecimientos. Y ya no solo eso: si debería hacer o no la foto. En este tipo de fotos tan fuertes, la fina línea que separa la fotografía del morbo es muy fina y controvertida. Han habido mil ejemplos a lo largo de la historia (empezando por la icónica foto del asesinato de un miembro del Viet Cong, fotografiado por Eddie Adams) y este es uno más. En este caso, estamos hablando de que es historia y estaba ocurriendo ante sus ojos. Él decidió hacerla para enseñarla al mundo y por ello ha sido premiado. ¿Estáis de acuerdo con la elección?

WPP16

El World Press Photo es un termómetro de los conflictos de nuestro tiempo y la dirección que está tomando la sociedad moderna. Este año ha sido inevitablemente para el conflicto de la guerra de Siria, ya que los motivos de este asesinato fueron supuestamente por la intervención de Rusia en Siria. La foto ganadora del 2016 muestra como un hombre intenta entregar al bebé al otro lado de un alambre de espino en Roszke, frontera entre Hungría y Serbia, que intenta cruzar la frontera. La foto era un retrato de la crisis de los refugiados y la inmoralidad de países como un Hungría, que levantaron sus fronteras para impedir la entrada los exiliados de guerra.

WPP15

El año anterior, en 2015, la foto ganadora mostraba una pareja de dos hombres homosexuales en pleno momento íntimo. Uno de los pocos años, donde la fotografía no dañaba los ojos y mostraba un momento dulce y delicado, con una perfecta iluminación de la escena y una profunda expresividad facial del principal retratado.

WPP14

En 2014, la fotografía ganadora vuelve a tratar los inmigrantes pero desde otra perspectiva. Las personas iluminadas por la luz de la luna son migrantes africanos que se encuentran en Djibouti City, un sitio de paso para las personas procedientes de Somalia, Etiopia y Eritrea que buscan llegar a Europa para encontrar una vida mejor. Todos levantan sus manos con los móviles para tener conexión. El jurado consideró que Jillian Eldelstein, el fotógrafo, consiguió transmitir con una sola imagen una gran cantidad de temas de actualidad como “tecnología, globalización, migración desesperación, alienación y humanidad.”

WPP13

Palestina fue la protagonista del 2013. Una fotografía con un niño de dos años y su hermano mayor de casi cuatro años, en brazos de sus tíos para llevarlos a la mezquita, donde el funeral tendrá lugar. Ambos murieron, junto a su padre, cuando un bombardeó israelí destruyo su casa. Esta fotografía muestra, en parte, el cambio que han sufrido los conflictos, antes se trataba de guerras entre militares y ahora, las guerras son civiles. ¿Qué nos deparará el resto del 2017? Lo veremos el año que viene.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Better shelter
Miércoles, febrero 22nd, 2017

lo mejor de 2017 en diseño: y esto no ha hecho más que empezar

- DESIGN Society -
Captura de pantalla 2017-02-22 a la(s) 14.34.24
Miércoles, febrero 22nd, 2017

las luces y las sombras de andy warhol

- ART CULTURE -
Vionnet 1
Miércoles, febrero 22nd, 2017

composite portraits: cuando el arte nace de la ciencia

- ART Photography -