CULTURE, Society | , , ,

la maravillosa explicación científica de porqué los tatuajes no se borran



Muéstrame un hombre con un tatuaje y te mostraré un hombre con un pasado interesante” – Jack London, escritor de “Colmillo Blanco”

Amén, amigo London. Todos somos capitanes de nuestro destino, y por eso lo lógico sería compararnos con la figura de un marinero, que cuenta su historia a través de su piel. Es obvio que desde siglos antes de Cristo que la humanidad se tatúa. Tal vez era de un método distinto, tal vez el estilo y la zona tatuada era otra, pero lo que sí es cierto es que aquellos inicios estaban marcando una técnica que, de generación en generación, se ha ido perfeccionando y adaptando a los tiempos hasta ser considerado un arte en su desarrollo y todo un estilo de vida en su aplicación. Si nos remontamos al pasado, el primer tatuaje hallado se remonta al 6000 antes de Cristo, concretamente en Perú. El tatuaje se veía en los trozos vivos de la piel.

Captura de pantalla 2017-04-19 a la(s) 17.53.45

Y es que nuestra piel es la que, queriendo o no, permite que no se expulse la tinta. Pero ¿por qué lo hace? No lo hace voluntariamente, es más, su intención es nada más ni nada menos que eliminar la tinta. Cuando nos tatuamos, el cuerpo envía unas partículas a la zona inflamada para luchar contra aquella fuerza invasora. Estas células, las cutáneas, se comen aquella tinta que está más profunda, mientras que la que se encuentra en la capa superior de la dermis, es expulsada en forma de costra. Al morir estás partículas junto con la capa de dermis que va a regenerarse, nuevas partículas se comen a las otras, haciendo así, perdurar el tatuaje. El cuerpo humano es una máquina imparable.

Esto es lo que aprendemos a través de un video que ha publicado Ted-Ed y con esta introducción nos hemos quedado con ganas de saber más. ¿Y destruir un tatuaje? Es más complicado, pero no imposible. Los lásers funcionan rompiendo cada célula y por lo tanto, destruyendo cada partícula de tinta en diferentes partes para que los micrófagos la eliminen. Si la tinta es negra fenomenal, con unas sesiones podrá borrarse. Pero si la tinta es de colores, es posible que nunca se pueda borrar el tatuaje. Además, el dolor de quitártelo es superior al ponerlo. No vamos a destriparte más el video: dale al play y aprende porqué tu cuerpo y la tinta de tu tatuaje han aprendido a convivir, aunque no sea pacíficamente. Volviendo a las citas célebres, Truman Capote decía “la mayoría de la gente que se hace tatuajes tiene algún sentimiento de inferioridad e intenta así crear una marca de virilidad en sí mismo”. Eso ya sería otro tema.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-04-26 a la(s) 11.08.46
Miércoles, abril 26th, 2017

zara anuncia la 1º colaboración con artistas nacionales: ¿cultivando buen karma?

- CULTURE Fashion Society STYLE -
IMG_8030
Martes, abril 25th, 2017

#lamonopleasures: foodie pop up experience #11: BOREAL, sabores del norte

- CULTURE EVENTS -
tiburon1
Martes, abril 25th, 2017

el tiburón: por qué es un error pensar que es enemigo del surf

- CULTURE Society -