SIGNATURES | , , ,

#lamonoSIGNATURES: strawberry fields forever, el refugio infantil de Lennon



uau

La mayoría de nosotros es plenamente consciente de la capacidad que puede tener la música de alterar vidas. Una canción, una banda o un álbum tienen licencia para transfigurar el significado de un momento, un día o una época de la trayectoria vital de casi cualquiera. La música puede ser motivación, refugio o salvación. Pero no solo tiene esas capacidades, sino que también es experta en dotar de sentido a los territorios. Una expresión cultural puede llegar a ser el motor de una calle, un barrio, una ciudad e incluso un país. Es capaz de transfigurarla, bendecirla o endemoniarla. Así sucedía con Baker Street cuando Gerry Rafferty le dedicaba su tema más icónico o cuando Memphis pasó a ser “la ciudad de Elvis” en el momento en que un joven rey del rock de 22 años ponía por vez primera un pie en Graceland, mudándose al que sería su hogar hasta el día de su fallecimiento.

La popularidad de The Beatles logró en su día transformar Liverpool y convertirlo en un núcleo de efervescencia y referencia cultural. Sin embargo, hasta ese momento, la ciudad inglesa se había erigido simplemente como un punto de gran importancia portuaria y mercantil. De semblante gris y triste, puramente funcional. Además, desgraciadamente, durante la década de los 40 hubo que sumarle los vestigios de la Segunda Guerra Mundial. Hermanada con Colonia, Alemania, Liverpool figuró como una de las dianas principales de los bombardeos aéreos. En total, los ataques dejaron un rastro de aproximadamente 2.500 muertos en la ciudad, así como daños en muchas de las estructuras arquitectónicas de la urbe. En este desolador paisaje vivían cuatro muchachos que años después formarían una de las bandas musicales más emblemáticas de la historia del país. Y, en concreto, uno de ellos vivía una situación personal acorde con la rutina de aflicción de la localidad en la que crecía: John Lennon.

No solo nació en tiempos de guerra, sino que lo hizo siendo el descendiente de un marino llamado Alfred Lennon que no estuvo presente el día del nacimiento de su hijo, ocupado con sus deberes militares. Fueron escasos los momentos que John pasó con su padre siendo niño, puesto que casi siempre se encontraba de servicio más allá de Inglaterra. La situación con la madre tampoco fue mucho mejor durante los primeros años de su vida. Julia Lennon se enamoró de otro hombre durante los periodos de ausencia de su marido y juntos tuvieron otro hijo. En uno de sus regresos a casa, Alfred Lennon aterrizó en Liverpool con la intención de quedarse en la ciudad por un tiempo y cuidar de su familia. A la desagradable estampa de su mujer embarazada de otro hombre hubo que sumarle el hecho de que Julia rechazara su proposición y le negara la opción de cuidar de su hijo. Alfred Lennon abandonó la casa y, poco tiempo después, una situación similar ocurriría con la que había sido su esposa. Mimi Smith, tía de John, denunció ante los servicios sociales de Liverpool en repetidas ocasiones la forma en la que su hermana menor cuidaba del pequeño John. Testificó cosas como que el crío no tenía cama propia y dormía entre su madre y el recién llegado padrastro. Finalmente, Mimi logró hacerse con la custodia del pequeño y John pasó la mayoría de su infancia en casa de los Smith.

Strawberry Fields Forever – The Beatles
Magical Mystery Tour (1967)

Let me take you down ‘cause I’m going to Strawberry Fields
Nothing is real and nothing to get hung about
Strawberry Fields Forever

Living is easy with eyes closed
Misunderstanding all you see
It’s getting hard to be someone but it all works out
It doesn’t matter much to me

En el suburbio de Woolton. Concretamente en la calle Beaconsfield Road, cerca del convento de San Gabriel, se encontraba el Strawberry Fields: un orfanato del Ejército de Salvación. Se trataba de uno de los colegios más históricos y alegóricos de la ciudad de Liverpool. Cerró sus puertas definitivamente en enero de 2005 y en un primer momento, el edificio fue usado durante un tiempo como centro de plegarias por el propio Ejército de Salvación. Uno de los cambios más recientes que ha sufrido ha sido el reemplazo de su famosa y característica verja de entrada en mayo de 2011, pero, a día de hoy, el centro permanece cerrado. Como la mayoría ya habréis intuido por el título de la canción de la que hoy hablamos, este colegio mayor también cobró popularidad cuando The Beatles lanzó un tema con un título que se relacionaba rápidamente con él y que acabó convirtiéndose en uno de sus grandes éxitos. El vínculo entre este lugar y la canción nace del hecho que el Strawberry Fields se encontraba a tan solo unos metros de la calle en la que Mimi Smith crió a John Lennon. Y, de hecho, hay planes actuales para convertir el famoso edificio en un centro para gente joven con necesidades educativas especiales que incluirá una pequeña zona de exhibición dedicada a la historia del sitio, pero también a la canción del cuarteto más célebre de Liverpool.

Una vez instalado en casa de su tía Mimi, John encontró en los jardines de Strawberry Fields su cobijo, su lugar de protección. El pequeño Lennon se escabullía, en solitario y en secreto, a jugar al patio del orfanato para niñas y lograba allí, por unos instantes, dejar atrás el Liverpool más grisáceo y los problemas familiares que le atormentaron durante toda la etapa infantil. No recuperó el contacto con sus padres pasado bastante tiempo: tardó dos décadas en hablar con Alfred de nuevo y Julia acabó muriendo trágicamente en un accidente de tráfico cuando su hijo ya tenía 17 años. Aunque su tía Mimi le crió y cuidó como si fuera su propio hijo, su carácter robusto y serio nunca logró alimentar el vacío de afecto que los padres de John habían dejado en él. Precisamente, Strawberry Fields Forever habla de esta dura etapa vital de John Lennon pero, sobretodo, del descubrimiento de su locus amoenus entre la flora de los alrededores del Strawberry Fields. El tema nos cuenta la tranquilidad que sentía de niño cada vez que se zambullía entre los jardines del colegio y lograba olvidar, ni que solo fuera por unas horas, la angustia que su situación familiar le originaba. En definitiva, John Lennon consumó como habitual el acto de acercarse al patio del orfanato con el propósito de evadirse del cargado ambiente en casa, pero también de la desolación que el Liverpool de aquella época revelaba.

No one I think is my tree
I mean it must be high or low
That is you can’t you know tune in but it’s all right
That is I think it’s not too bad
Let me take you down ‘cause I’m going to Strawberry Fields
Nothing is real and nothing to get hung about
Strawberry Fields forever

 Always, no sometimes, think it’s me
But you know I know when it’s a dream
I think I know I mean a “Yes” but it’s all wrong
That is I think I disagree

La composición de Strawberry Fields Forever se remonta al otoño de 1966, una de las etapas más críticas de la historia de The Beatles como grupo. El 29 de agosto de aquel año se habían despedido de los conciertos comerciales tras llevar muchos meses prácticamente subidos a diario en un escenario. En total, se calcula que ofrecieron alrededor de 1.400 actuaciones en cuatro años. Además, estaban peleados con el que era entonces su mánager, Brian Epstein. Por ello, los cuatro escarabajos decidieron tomarse un tiempo separados y emprendieron unos meses de aventuras solitarias. Paul McCartney nutrió su vida social y empezó a mostrar interés por un género musical tan diferenciado del que hacía con sus colegas como era la música electrónica del momento. Por su lado, George Harrison viajó a la India con el objetivo de recibir clases de sitar del maestro Ravi Shankar. Ringo Starr permaneció en la sombra durante meses. Nuestro querido Lennon viajó a Almería, que durante aquella época era una especie de mini Hollywood de segunda línea, para participar como actor en la película How I Won the War (1967), una dudosa sátira de las películas de guerra. En total, el Beatle estuvo en nuestro país alrededor de seis semanas y durante dicho periodo, su mente viajó a la niñez para rescatarla y crear Strawberry Fields Forever. Para el final del rodaje de la película, tenía una versión preparada para presentar a sus compañeros con el objetivo de que apareciera en uno de sus siguientes álbumes.

Sad The Beatles GIF by sofiahydman - Find & Share on GIPHY

Tras el período separados, The Beatles empezaron el segundo (y último) asalto de su carrera. Tras unos meses de dudas sobre su continuidad como agrupación musical, emprendieron una etapa en la que los interrogantes sobre su arte y convivencia no lograron nunca desaparecer. Sin embargo, este segundo ciclo nos dejó algunos de sus temas y discos más estelares. De hecho, el álbum que publicaron justo después de la visita de John Lennon a nuestro país no fue otro que Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club (1967) y un par de años más tarde, debutaría su clásico Abbey Road (1969), penúltimo trabajo lanzado antes de su disolución definitiva. Aunque fue en tierras andaluzas donde Lennon dio forma al tema Strawberry Fields Forever, este no se incluiría en Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club, sino en Magical Mystery Tour (1967), que veía la luz tan solo unos meses después del primero. El tema, de alguna forma, consigue erigirse como un himno de vuelta a los orígenes y transporta los malos tragos infantiles de su compositor al deleitoso terreno del sonido Beatle más puro.

Strawberry Fields Forever logra transportarnos a dos parajes en los que disfrutamos del John Lennon más íntimo. Por un lado, encontramos la imagen de un niño asustado y desorientado jugando entre la maleza de un bucólico jardín, ahuyentando los problemas familiares y soñando con una infancia distinta. Por otro lado, la de un Beatle cansado en la arena de las playas almerienses buscando la inspiración necesaria para contribuir en la segunda vida de uno de los grupos musicales más grandes de la historia. Porque como bien decíamos, la música puede devenir refugio espiritual y personal, como lo fue el patio de Strawberry Field para el pequeño John y puede significar cambio, como lo fueron los Beatles para Inglaterra y el mundo entero.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

desktop
Miércoles, noviembre 15th, 2017

man on the moon: el placer de la duda

- SIGNATURES -
Captura de pantalla 2017-11-06 a la(s) 17.45.12
Lunes, noviembre 6th, 2017

la Barcelona del viento: retales de una ciudad

- SIGNATURES -
Director Tim Burton and Johnny Depp in Edward Scissorhands, 1990. Photo by Zade Rosenthal
Lunes, octubre 30th, 2017

#imprescindibles9: eduardo manostijeras, etiquetar la norma

- SIGNATURES -