Uncategorized | , , ,

#RidingTheWorld: the dalton highway, la carretera más salvaje de EEUU



dalton 4

Son 240 millas desde Coldfoot hasta Deadhorse. No hay estaciones de servicio, ni inodoros, ni talleres mecánicos, ni restaurantes, ni instalaciones médicas, ni hoteles, ni moteles, ni puestos de la policía estatal, ni servicio de teléfono celular, ni conexiones a Internet; nada en absoluto en un lapso de siete horas de viaje. Así es la carretera Dalton Highway. El periodista Alan Fleuer escribió para The New York Times un artículo donde relata su experiencia viajando por esta congelada y salvaje autopista de Alaska y nos ha llegado al alma.

Las apocalípticas temperaturas ya son una razón para asustarse, extremados cambios que hacen de este territorio de Norteamérica un lugar inhabitable; de -85 grados en invierno, en su temperatura más baja registrada, a 65 grados en verano. ¿Y quién recorre normalmente esta carretera? Vehículos de dieciocho ruedas que transportan de todo, desde salsa de manzana hasta paneles de acero Therma, a los trabajadores del campo petrolífero que viven en la escasez de Deadhorse. El viajero ocasional debe enfrentarse tanto a los peligros que emanan esta carretera como a los camiones que tienen prioridad en ella. No hay momento para despistarse porque podría terminar en un fatídico accidente. 

dalton 2

Campos de algas, alfombras incendiarias de lava, flores silvestres… Alan Fleur destaca la fusión irremediable de ese paisaje vacío pero lleno de belleza. Sin embargo, volverse romántico es traicionero y destaca la importancia de ir con cuidado por esta carretera llena de peligros, ya que podrías atravesar un valle cubierto de niebla cegadora o resbalar sobre una superficie de tablas de lava repentina, o encontrarte con una superficie llena de baches. O algún animal salvaje. Pero desde luego, vale la pena enfrentar una de las carreteras más fascinantes del Planeta que en su recorrido guarda algunas sorpresas: cruzar el círculo Polar ártico (km 185) o el asentamiento de Deadhorse (que ha llegado a tener unas 1000 personas en época de extracción petrolífera), a pocos kilómetros del océano Ártico. Aunque si te piensas que al final de la carretera podrás tocar esas frías aguas con tus manos, estás muy equivocado, en principio: tendrás que dejar el coche y subirte a uno de los buses turísticos permitidos en estas playas, de propiedad de las petrolíferas que dominan la zona.

El periodista consiguió realizar el trayecto entero y relatarlo poniendote los pelos de gallina como si estuvieras allí mismo. Demostró que es posible cruzar esta carretera conocida como el oleoducto de Alaska, donde solo hay dos pueblos, uno de 13 habitantes y otro de 22. ¿Te atreves a conducir por The Dalton Highway? (Via @The New York Times)

dalton 1

dalton 3

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

unnamed(2)
Miércoles, noviembre 15th, 2017

proyectos futurísticos: print your city, impresión 3D para el urbanismo sostenible

- Uncategorized -
Captura de pantalla 2017-11-14 a la(s) 14.36.26
Martes, noviembre 14th, 2017

zapas como lienzo en blanco: las Vans custom llegan a Europa

- Uncategorized -
Captura de pantalla 2017-11-04 a la(s) 12.32.58
Sábado, noviembre 4th, 2017

genius loci by Ivana Vostrakova

- Uncategorized -