ART, CULTURE, DESIGN | , ,



scooterchari

¿Quién no ha tenido, al menos una vez en su vida, una obsesión por tener una vespa? Azul, roja, amarilla, naranja, de todos los colores. La culpa quizás es de Audrey Hepburn en Vacaciones en Roma. Era el medio de transporte cool de los 60 y, no solo de los mod o los poperos italianos, de todos los jóvenes. Los italianos triunfaron y expandieron su símbolo de modernidad de aquél entonces por las carreteras de toda Europa. Ahora, después de más de sesenta años, aún podemos verlas por la calle convertidas en un símbolo vintage.  Pero aunque la Vespa siempre haya sido una moto, hay quien ha decidido transformarla en algo mucho más integrado en nuestro día a día: muebles. Mientras la primera Vespa fue obra del italiano ingeniero aeronáutico Corradino D’Ascanio, este nuevo diseño ha sido impulsado por el estudio barcelonés Bel&Bel: y es pura belleza.

estudi

El estudio catalán diseña cada producto como una obra única, a gusto del futuro dueño, en un taller desplazado a una casa de campo del siglo XVII. Pero no solo se limitan a reinventar la Vespa en la Scooter Chair Bel&Bel o los patinetes Z-Scooter, también echan mano al SEAT 600 de toda la vida, que han transformado en un sofá. Utilizan los trozos de coche y motos del desguace como base y así crear piezas que podamos integrar a la vida urbana y moderna, sin necesidad de conducir. Así, se cumple la idea romántica tras el diseño original: que duren para toda la vida. El estudio les da una segunda oportunidad para convertirse en eternos.

Jesús y Carles Bel fundaron la empresa en 2005 bajo la filosofía del producto artesanal y de las tres “R”: “reutilizar, reducir y reciclar”. Como artistas emergentes que son, empezaron a difundir ideas como el suprarreciclaje y el reciclaje creativo para diseñar muebles que remitan a una cultura perdida, un reflejo de la libertad y la eternidad. Podríamos decir que es una reivindicación de estos ideales suprimidos con la obsolescencia programada de la sociedad actual, una bomba de consumismo que no aprecia el producto en su totalidad. Las piezas son de origen italiano pero cobran una nueva vida en Cataluña, pero no se quedan ahí: muchas de sus piezas ya forman parte de estudios y hogares de Singapur, Rusia y Canadá, además de mostrarse en ferias internacionales de arte y diseño de todo el mundo. Bel&Bel ha demostrado que el reciclaje es motor de  creatividad e innovación, equilibrando pasado y futuro. Si el arte puede ser eterno, el diseño también. T:Júlia Martinell

chair1

sofa

sofa1

scooterz

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • advertisement

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-07-21 a la(s) 13.38.56
Lunes, julio 31st, 2017

de la idea a la materialización: ¿cuál es el papel del director de arte?

- CULTURE Society -
Captura de pantalla 2017-07-30 a la(s) 15.10.05
Domingo, julio 30th, 2017

michael kenna, momentos únicos

- ART Photography -
Olga Khaletskaya (16)
Domingo, julio 30th, 2017

olga khaletskaya, libertad creativa

- ART Collage -