, , ,

Thursday, September 22nd, 2016 | T: lamono

Tener un hogar, aquel lugar que te acogerá por la noche, es como recuperar el sitio donde todos tus recuerdos de la niñez aún viven. Lastimosamente, estos ya se han ido, y hoy no son más que una mezcla de nostalgia y agonía. Todd Hido vaga entre la soledad, el amor y aquella rara singularidad que guía su pasión; fue así como se movió entre los suburbios de los Estados Unidos retratando casas a la distancia y en la oscuridad. Con su serie Homes at Night nos presentó un universo de hogares desconocidos, luego, con Interiors, la desolación de hogares que no lo son más. Porque a veces la ausencia acarrea más de un significado. T: Felipe Duarte

www.toddhido.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
1952-dmf

En pasadas entrevistas has dicho que las imágenes de tus series Homes at Night, Interiors y Portraits, cuentan la historia de tu vida. Si tuvieses que resumirla en palabras, ¿cuál sería? Como Jacob Reis dijo, “Si pudiese contar una historia con palabras, no necesitaría llevar una cámara”. ¿Una historia de amor complicada? Los espacios que habitamos son seguramente indicadores de la calidad de vida que hemos vivido o vivimos allí. Siempre he dicho que estas imágenes que he realizado son en realidad retratos. Siento que, aunque pueden no ser precisamente descriptivos de los habitantes, sin duda capturan el estado de ánimo que he impuesto sobre ellos. Siempre he pensado que el significado de una imagen reside en quien la ve.

En muchos de tus trabajos el concepto de soledad evoluciona y se convierte en una sensación muy perceptible. Esto se logra, algunas veces, al retratar el aislamiento y, como dices, al estar solo cuando trabajas. ¿Es esto intencional? De ser así, ¿a través de qué otros medios lo logras? Puede que mi subconsciente me lleve intencionalmente hacia cosas que transmiten esa sensación de soledad. Pero no es algo que busque, haga o forje intencionalmente, simplemente está ahí, y es un filtro a través del cual me reflejo.

Es diferente estar solo a sentirse solo, ¿mientras estás trabajando está este sentimiento de soledad presente? ¿Qué significa para ti? Desafortunadamente sé que puedes estar con alguien y aún así sentirte solo, así que entiendo la diferencia. Cuando estoy trabajando, rara vez me siento decaído, porque estoy creando, y el hacer cosas me deleita.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
“¿Qué debe tener una casa para ser considerada un hogar? Un lugar donde descansar la cabeza”

1932

2027-a-dmf

Volviendo a tu series Homes at Night e Interiors, ¿qué debe tener una casa para que la consideres un hogar? ¿Intentas transmitir dicho concepto a través de estas fotografías? En realidad necesita muy poco. Recuerdo una vez cuando me quedé en una pequeña morada en un complejo de apartamentos en Santa Fe, donde la habitación estaba en un edificio separado, cruzando el patio, y en ella no había absolutamente nada más que una cama. Era el más poético y hermoso lugar donde he dormido, porque había algo especial en el hecho de tener un cuarto con un solo propósito. Había una pureza en ello que me pareció refrescante. ¿Qué debe tener una casa para ser considerada un hogar? Un lugar donde descansar la cabeza. En mis fotografías de la serie Interiors, transmito este concepto al mostrar la ausencia de eso mismo, enseñando que ya no son hogares. Son simplemente lugares donde había gente. Incluso, en aquellas donde aparece una cama, las personas están claramente ausentes, y eso se siente en el aire, es algo intencional.

Hablando de sentimientos, ¿qué te debe inspirar un paisaje o un edificio para que lo retrates; belleza, nostalgia, melancolía? Ojalá todas las anteriores, pero a veces es sólo por la luz que cae sobre un árbol.

Aperture pronto publicará un libro recopilando algunos de los trabajos más significativos de tu carrera. ¿Cómo fue el proceso de curaduría y creación de éste? Asimismo, es un buen momento para preguntar si recuerdas la primera vez que tuviste una cámara en tus manos y sentiste que iba a ser tu ocupación para el resto de tu vida. La primera cámara que tuve, a mis tontos padres se les olvidó, o no supieron, decirme acerca de la manivela y el botón en la parte inferior de ésta. Al haber terminado de disparar el carrete, intenté rebobinarlo y se rompió. Estaba devastado, aunque ahora es una historia graciosa. Nunca tuve un momento de iluminación, pero sí hay una imagen en mi nuevo libro, publicado por Aperture y titulado Intimate Distance, que es un álbum cronológico de mis fotografías en el orden que fueron hechas. Por supuesto que no pudimos incluir todo, pero seleccioné cuidadosamente grupos de imágenes que no solo me hablasen, sino también contasen la historia de cómo se desarrollo mi proceso como fotógrafo. Hay una imagen allí, imagen #31, que salió del rollo número 31 que disparé, y es la imagen de una mujer joven parada en el borde de una piscina. Es muy similar a los cuadros de Hopper, y conlleva todos los estados de ánimo que has mencionado sobre mi trabajo y que han estado presentes desde el principio.

2551-dmf

1925_9-10-dmf

¿Consideras la fotografía tu pasión? Es, absolutamente, mi pasión, aunque me apasionan muchas cosas, la fotografía ha sido el único amor consistente a lo largo de mi vida.

La gran mayoría de tu trabajo es a color, con la excepción de algunos retratos y tal vez un paisaje. ¿Por qué es esto? ¿Qué te lleva a trabajar en blanco y negro? Algunas cosas simplemente son mejores en blanco y negro. ¿Cómo descifras eso? Normalmente disparo con dos o tres cámaras a la vez, una de ellas en blanco y negro, de ahí escojo la imagen que me hable más fuerte.

Entre tus profesores encontramos a algunos fotógrafos legendarios, como lo son Harry Callahan y Sultan Larry; si tuvieses que escoger dos consejos que te dieron a lo largo de tu carrera, para pasar a la siguiente generación, ¿cuáles serían? Debo corregirte y decir que Harry Callahan nunca fue directamente mi profesor, pero sí lo fue de todos mis maestros cuando viví en Boston y asistí al Museum School. Sin embargo, una de las cosas que me enseñó a través de sus alumnos, mis profesores, fue el sentido de que cada imagen debe poder hablar por sí misma. Si depende de otras imágenes para ser exitosa, no lo es. Larry, por su parte, enseñaba a través del ejemplo, pero también, de manera muy directa, me mostró que la mejor manera de hacer arte significativo es sacándolo desde adentro.

El monotema de esta edición es SWEET HOME, ¿cuál consideras tu hogar más dulce hasta ahora y por qué? Mi hogar más dulce no está en mis fotografías, es donde vivo ahora, una casa donde he vivido los últimos quince años, la cual he mimado, arreglado y decorado hasta el más mínimo detalle con las cosas con las cuales disfruto estar rodeado.

Aparte del libro que estás próximo a publicar, ¿en qué estás trabajando ahora? Estoy trabajando duro en un nuevo proyecto que se titula Bright Black World, el cual se aleja completamente de mis trabajos en los suburbios. Surgió al leer un libro sobre mitología nórdica. Me inspiró particularmente el concepto del fimbulvinter, el cual era el mayor terror, un invierno sin fin.

2625-dmf

2810-10-dmf

9313-b-dmf

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

la-musa-restaurant-madrid
Monday, July 10th, 2017

John Grvy and smart magazine reveal Madrid’s Local Secrets

- culture -
R1-01551-0020
Wednesday, May 24th, 2017

With love, from Mozambique

- signatures -
jim_jacoy 022
Monday, May 8th, 2017

lamono 112 featuring… jim jocoy and his book ‘Order of Appearance’

- -books- -photography- culture features -