Hotspots, , , ,

Martes, febrero 2nd, 2016 | T: lamono

Silencio. Este fue el monotema del issue 103 de la revista. Silencio, tranquilidad, paz, armonía. Tocaba llevar a cabo la editorial de moda y para ello queríamos encontrar una ubicación que evocara todas esas emociones. Entonces nos vino la idea de perdernos en la inmensidad del bosque y convertir a las modelos en ninfas. Así que nos fuimos al Montseny en busca de aquel lugar mágico y llegamos a la masía El Buxaus, una enorme casa rústica plantada en medio de la nada (y de todo al mismo tiempo). Y así las ideas empezaron a coger forma. T: Vicky Navarro F: Luiza Lacava

www.elbuxaus.net

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
00120023

A veces nos pica el culo y nos da por irnos lejos. Coger el coche, ponernos al volante y apretar el acelerador a fondo. Nuestro cerebro está saturado. No hay entendimiento. Por eso es bueno encontrar en los momentos de lucidez lugares a los que ir cuando nuestro estado mental se encuentre en situación de emergencia. Con todo esto, hemos recordado aquel día en el que para realizar una sesión de fotos nos adentramos en el parque natural del Montseny y topamos con un lugar maravilloso: la masía El Buxaus. Después de un largo pero ameno viaje por un camino de arena rodeado de árboles y verde naturaleza, divisamos una gran casa de piedra. Justo enfrente, una especie de mirador donde se podían avistar quilómetros de bosque y montañas. Entonces es cuando nuestra mente se relajó y el raciocinio nos abandonó hasta tal punto que dejamos de pensar, solo podíamos escuchar el silbido del viento fresco y los insectos revoloteando. Pero fue cuando vimos que justo al lado había un burro y unas ocas chapurreando que nos dimos cuenta de que realmente la ciudad había quedado muy atrás. Desgraciadamente el momento de éxtasis no pudo alargarse mucho porque teníamos que ponernos manos a la obra.

00120004

Fuimos al encuentro de Noemí y Jaume, los dueños del lugar y los que se encargaron de que nuestra estancia fuera perfecta. Nos enseñaron la casa, construida en el siglo XVIII y llena de rincones en los que perderse con una decoración rústica ideal para cumplir con nuestra misión: realizar la editorial de moda para el siguiente número de lamono. Cualquier espacio era ideal para hacer fotos y no sabíamos por donde empezar. Las habitaciones, los distintos salones, el jardín, el comedor y hasta los baños tenían encanto. Pero el rincón más acogedor lo encontramos al lado de la gran chimenea que había en una de las salas de estar. El sonido de la leña carbonizándose y el olor a ceniza crearon una atmósfera casi mística mientras nos tomábamos el té que Jaume nos preparó para entrar en calor. A la hora de cenar nos dirigimos al comedor, situado en un edificio anexo. Noemí estaba en la cocina preparando el arroz con setas con el que nos deleitaría más tarde y lomo con una salsa riquísima acompañado de ensalada. Todo aderezado con un buen vino tinto. Después de unas charlas decidimos que era mejor acostarnos pronto porque al día siguiente queríamos ver amanecer.

00130026

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
el rincón más acogedor lo encontramos al lado de la gran chimenea que había en una de las salas de estar. El sonido de la leña carbonizándose y el olor a ceniza crearon una atmósfera casi mística

00080035

Lo dicho. Nos levantamos a las 5:30 de la mañana para ver como el sol salía de su escondite. La ventana de la habitación se convirtió en una gran pantalla y desde la cama podía verse el gran espectáculo de la naturaleza. Las modelos se vistieron tan rápido como pudieron y las cámaras de Luiza y Alexandru empezaron a disparar de nuevo. Los tonos rosas, azules, amarillos y naranjas del cielo nos transportaron al más allá. Las fotos se alargaron durante toda la mañana, al lado de la piscina, en el huerto, etc. Y luego Jaume se ofreció a llevarnos en coche hasta las profundidades del bosque, donde las chicas se convirtieron en ninfas. Nos hubiésemos quedado a vivir allí pero tras algunas horas pensamos que era el momento de regresar a la realidad. La ciudad nos esperaba. Así que nos despedimos de nuestros anfitriones y nos mentalizamos de que había algo muy positivo en todo esto: ahora ya sabíamos adónde huir cuando los problemas se avecinaran y el cuerpo pidiera calma.

00060028

00020016

00020027

00020030

00030004

00050014

00050028

00060002

00080022

00080028

00080029

00130036

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

Hotel_Ocean_Tarifa_by_Brugal (30)
Lunes, julio 31st, 2017

hotel brugal, alma dominicana en tarifa

- EVENTS Hotspots STYLE -
tlaxcal-00277
Martes, diciembre 27th, 2016

#lamonopleasures: tlaxcal, la reinvención del sabor mexicano

- CULTURE Hotspots -
soho_house_bcn_3_0446
Martes, diciembre 13th, 2016

#lamonopleasures: cecconi’s, la cocina italiana de soho house

- CULTURE Hotspots -