ART, Photography, , , ,

Miércoles, febrero 10th, 2016 | T: lamono

Un avión, un tren, un coche, una moto, una bicicleta o un patín. Una maleta, una mochila, una caja o una bolsa. Con ropa, sin ropa, con billete, sin billete, con destino, sin destino. ¿Qué nos mueve a viajar? Poder respirar, poder mirar y poder oler allá donde el corazón te lleve. Saber qué es la libertad, sentirse libre y hacer libertad. Pisar fuerte la tierra, tocar sus sentidos y hablar su idioma. La libertad, la curiosidad, las ganas de saber más, de saber todo. ¿Qué desata ese momento de locura absoluta, de ganas aterradoras, de querer viajar, estar allí y disparar? Disparar la cámara. Que todo quede registrado en nuestros ojos, en nuestra memoria y en nuestra objetivo. Lucas Garrido, un joven fotógrafo freelance de 22 años, lo tiene claro: “la gente, lo que rodea, los olores, el silencio, la luz, algo gracioso o tenso, triste o frustrante. Aquello que sientas”. Hablamos con el fotógrafo para saber qué ha cambiado después de ese viaje y cómo esto ha sido el catalizador. Con él, inauguramos nueva sección en la que nos daremos cuenta que viajar es el origen de pequeñas catarsis artísticas.

http://www.lucasgarrido.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Patagonia -12

En 2012 pudimos conocer a este fotógrafo. Ya entonces se presentaba como “Fotógrafo, amante de los animales, del deporte y de los buenos momentos”. Por aquel entonces ya había trabajado para revistas como Hacid o Lanne y para personas como Uri Sabat (Europa FM) y Juan Díaz (Disc-Jockey de Pacha Ibiza). Hace cuatro años, se impresionaba por haber estado en Inglaterra y moría de ganas por ir a Berlín. Hoy, en 2016, nos sorprende todo lo que ha conseguido y todo lo (bonito) que guarda su cámara. Nadie podría decir que quien le robó el corazón desde pequeñito fue la música electrónica y que la fotografía le vino por casualidad: “conocí a una amiga que trabajaba como fotógrafa en discotecas y, a raíz de esa amistad, mi curiosidad por la fotografía fue creciendo”. Tanto creció su curiosidad que su madre le regaló una cámara. Luego llegarían sus primeros pasos por la fotografía, sus primeros trabajos y sus primeros frutos. El viajar siempre ha sido su motor y un elemento recurrente en su trabajo. También, ha sido un ansia penetrante que lleva clavado en el corazón y que persigue hasta conseguirlo. Por eso, gran parte de sus trabajos se han basado en viajar y en capturar momentos, sentimientos y luces de aquel lugar. Vietnam (2014), los Pirineos franceses y la Patagonia han sido afortunados de ser fotografiados por Lucas. No tiene destino pensado, premeditado ni concordado. Todos los viajes le surgen de imprevisto y no duda en ponerse una mochila a sus espaldas y coger unos cuantos carretes. “Un día me invitaron a ir a la Patagonia. Acepté. Creo que esa ha sido la mejor proposición que me han hecho nunca”. Es verdad, ha sido lo mejor que ha hecho. La Patagonia le ha dado fotografías, momentos, sentimientos y alientos que se retratan en todas y cada una de las instantáneas que creó en aquel viaje. Y de la Patagonia se ha traído cosas muy valiosas: “este proyecto me ha enseñado que las cámaras pesan y que los carretes se pierden”.

Patagonia -3

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
"este proyecto me ha enseñado que las cámaras pesan y que los carretes se pierden"

Patagonia -5

Y como cualquier viaje, está lleno de anécdotas. Esas que recuerdas aunque hayan pasado 20 años. “Gasté todo un carrete de medio formato con la tapa de la cámara puesta. Eso pasa cuando crees que tu cámara es una metralleta”. Cosas que pasan. Y es que cualquier camino está lleno de errores de los que se aprenden. Y por eso, también es útil saber escuchar consejos en el momento adecuado. Puede que sea muy joven, ya tiene algún que otro consejo que dar: ‘La constancia es buena. También conocer, aprender e inspirarte de grandes talentos. Y no solo fotógrafos, porque puedes encontrar inspiración en cualquier persona”.

Luces, paisajes, gente, amor y vida. Un viaje lo cambia todo, nos cambia a todos y le cambia a Lucas. Por dentro y por fuera. Por arriba y por abajo. A nosotros y a los otros. ¿Qué hay en un viaje que nos mueve a hacerlo? ¿Qué tiene un viaje para convertirse en un motor de cambio? ¿Qué tiene un viaje que se convierte en creación para un artista? Tal vez no sea el lugar, ni el dinero. Seguramente tampoco sea el destino, ni la suerte. Pero sí que sean las ganas de saber a qué huele, a qué sabe, cómo se siente, qué se quiere, cómo se ve, a qué suena y cómo se quiere allá donde vas. Querer alejarse, o acercarse a otro lugar. Correr, gritar y callar. O en definitiva, ser libre.

Patagonia -1

Patagonia -2

Patagonia -4

Patagonia -7

Patagonia -8

Patagonia -9

Patagonia -10

Patagonia -11

Patagonia -6

Patagonia -14

Patagonia -15

Patagonia -16

Patagonia -17

Patagonia -18

Patagonia -19

Patagonia -20

Patagonia -21

Patagonia -23

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-07-30 a la(s) 15.10.05
Domingo, julio 30th, 2017

michael kenna, momentos únicos

- ART Photography -
Olga Khaletskaya (16)
Domingo, julio 30th, 2017

olga khaletskaya, libertad creativa

- ART Collage -
Katsushika Hokusai (16)
Domingo, julio 30th, 2017

las pinturas del mundo flotante de katsushika hokusai

- ART Illustration Painting -