ART, Photography, , , ,

#lamonoCHATS: nil puissant, el hombre que domó el mar

Martes, enero 10th, 2017 | T: lamono

Cuando la pasión es fuerte, no hay obstáculos que se te pongan delante para impedirte llevarla a cabo. Para el francés Nil Puissant, no hay ola que no sea perfecta, cargándose el cliché tan sobado de que el tamaño sí importa. Sea de 3 metros o de 50cms, una ola es una oportunidad. Para surfear, para disparar en digital o analógico. Con tan solo 21 años, hace poco más de un año que empezó en esto de la fotografía con un propósito romántico: el de convertir en recuerdos las sesiones de surf con sus amigos. Sin presión y con muchas ganas de viajar y planear, esta joven promesa de la fotografía francesa ha venido pisando fuerte. Y es que sus imágenes captan a la perfección el diálogo entre el hombre y el mar. El Gran Azul es entendido como un refugio que acoge en toda su inmensidad a la figura humana, que se pierde en el líquido, lo abraza y lo recibe con los brazos abiertos. No se trata solo de acción, se trata de captar esa serenidad que surge de la contemplación directa de la naturaleza. Echadle un ojo, que no os decepcionará.

www.nilpuissant.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
dsc_8506

¿Cómo te iniciaste en la fotografía de surf? ¿Qué elementos te atrajeron a este estilo en particular? Fue un poco al azar. Siempre he patinado, hecho snowboard y body surfing; desde muy joven me he visto rodeado de imágenes de estos deportes. Así que un día compré una GoPro con mi primera paga de un pequeño trabajo de verano, para poder congelar algunos recuerdos de la sesiones con los amigos. Tan pronto como empecé a fotografiar dentro del agua me di cuanto lo mucho que me gusta.

Tus fotografías de surf suelen representar la dicotomía que yace en dicho deporte: el flujo de adrenalina y la sensación de tranquilidad. Al realizar estas imágenes, ¿cuáles son los aspectos que más te llama la atención capturar? Me encantan los dos que has mencionado; la adrenalina y la sensación de tranquilidad. Estar en Teahupoo y que una ola de 3 metros pase por encima de tu cabeza, o estar surfeando olas de 50 cm en casa con tu mejor amigo, haciendo locuras, son sensaciones inigualables. Es tan divertido presenciar la grandeza de la naturaleza. Pero lo que realmente llama mi atención es la estética de este deporte, es lo que busco, más allá de grandes maniobras o tomas de acción. Me encanta fotografiar el surf, y más precisamente, el que se practica con una sola quilla. Creo que lleva consigo una moción hermosa. 

dsc_0732

Parece como si te gustase pasar el tiempo el en Golfo de Vizcaya o en el Pacífico Sur, en spots como la Isla de Oleron y Teahupoo. ¿Puedes compartir con nosotros algunos de tus lugares favoritos para fotografiar? ¿A cuáles te gustaría ir en el futuro? No he tenido la oportunidad de viajar mucho por ahora. La mayoría del tiempo fotografío en casa, en Landas y la Bahía de Arcachón, en diferentes spots como La Salle, Bobbys y Biscarosse. Allí las buenas condiciones son menos frecuentes que hacia Hossegor, por ejemplo. Esto puede ser frustrante, pero aún así tenemos buenas olas para divertirnos. Estar en Teahuppo y Tahití fue muy especial, aquel fue mi primer viaje, tan solo unos pocos meses después de que empezase a fotografiar. Fue una locura, allí las olas son increíbles, pero en realidad es la atmósfera que se respira lo que más me marcó; la naturaleza está tan presente. Son recuerdos increíbles, aunque haya perdido unas 3000 fotos del viaje. Es difícil decir a cuáles lugares me gustaría ir. Nueva Zelanda, Japón, Australia, Estados Unidos, Chile, Sri Lanka, Portugal, el País Vasco, por ejemplo. No obstante, estaría más que bien poder empezar por explorar toda la costa francesa.

¿Te ves cubriendo competiciones acuáticas en el futuro? Por ejemplo, el Eddie Aikau Surf Memorial de Quiksilver o las carreras de yates en solitario, como el Vendée Globe. He trabajado como fotógrafo en una pequeña competición cerca de casa, ha sido muy divertido así que por qué no. Sin embargo no es algo que me llame la atención, más allá de eso. En realidad no tengo en mí el espíritu para las competiciones.

dsc_2830-2

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Estar en Teahupoo y que una ola de 3 metros pase por encima de tu cabeza, o estar surfeando olas de 50 cm en casa con tu mejor amigo, son sensaciones igualmente inigualables.

dsc_6398

En tu página web, una de tus series afirma, “Films not dead”. ¿Por qué crees que esta afirmación es verdad, especialmente cuando gran parte de la industria está dominada por las cámaras DSLR y los retoques digitales? Tienes razón, la era digital evoluciona constantemente; las cámaras son cada vez más sofisticadas y los programas para hacer retoques digitales más asequibles. La mayoría de la gente toma fotografías, es un medio muy democratizado. Toman fotos con su teléfono móvil o con su cámara DSLR, les agregan un filtro o pasan horas retocándolas, para luego publicarlas en sus redes sociales. “Aleluya, tengo más de cien notificaciones”, dicen. Sin embargo, gracias a dios aún existe el carrete y aún hay fotógrafos, profesionales y amateurs, rebeldes, que continúan trabajando con este proceso, el cual yo considero nos lleva de regreso directo a la fuente y revive la pasión por la fotografía. Para mí se trata más de algo personal que de un tema profesional. Puedo disparar diez fotos por segundo en situaciones extremas, con una calidad increíble, y luego ver las imágenes que he capturado inmediatamente, he progresado mucho trabajando así, ¡es maravilloso! Los dos procesos son fabulosos por diferentes razones; con el carrete me tomo más tiempo, y me he dado cuenta de que el momento vivido, las sensaciones, la estética y el resultado son mucho más simples y naturales cuando trabajo de esta manera. Me produce mucha emoción ser capaz de utilizar ambos sin la necesidad de hacer preguntas. Tenemos herramientas con provisiones increíbles, tanto viejas como nuevas; son extraordinarias.

En tu artículo, No Need More, para Saltwater, mencionaste que las condiciones eran “tristes”, pero que el deseo por surfear era “fuerte”. ¿Cuáles son tus condiciones soñadas? Seguro una ola que se parezca a Noosa (sin tanta gente), perfecta para hacer longboard, rompiendo a lo largo de cientos de metros, donde puedo disparar durante algunas horas y luego aprovechar al máximo las olas con mi tabla. Allí haría un hang ten, aunque en realidad no lo sepa hacer, pero ya que dichas condiciones son soñadas, puedo escribir lo que me plazca.

dsc_4140

Recientemente, has sido elegido embajador para la marca de ropa para surf Sen No Sen. ¿Cómo se desarrolló la relación entre ambos y qué ha resultado de ella? Ya conocía la marca, la cual es de donde yo vivo, antes de que empezase a tomar fotos. Ya había utilizado sus neoprenos y les había notificado de algunas fotos que había hecho, para hacerme notar, y muy pronto, Mathieu Desaphie (fundador y gerente de la marca) se puso en contacto conmigo para ver si podíamos trabajar juntos. Hablamos sobre lo que queríamos hacer y de cómo veíamos las cosas. Es genial pertenecer a algo y al mismo tiempo ser libre. Me gusta el hecho de que no sea una gran fábrica, sino una buena marca con productos de calidad y una visión honesta tras ellos. Hasta ahora es el comienzo, tenemos cosas guay que vendrán pronto.

¿Estás trabajando en algún proyecto o exposición que te gustaría compartir con nuestros lectores? Me he tomado un descanso de la fotografía por algunos meses. Suelo aprovechar el invierno para hacer algo de dinero. Planeo comprar y reparar una furgoneta (muy original) para poder viajar más. Hace poco tuve una exposición en una nueva tienda orgánica en Burdeos. Es genial exponer por primera vez. Estoy trabajando en algunas cosas guay con Sen No Sen y también con mi mejor amigo. En lo personal, quiero experimentar algo diferente, enfocarme en otros aspectos de mi fotografía, no solo en el surf. Empecé a fotografiar hace poco más de un año, así que tampoco me pongo demasiada presión, pero hay muchas más cosas en las que quiero trabajar, tanto en fotografía como vídeo.

dsc_0317

dsc_1363-nef

dsc_4116

dsc_7595

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

amy
Viernes, marzo 24th, 2017

el universo de Amy Winehouse en 2 expos imprescindibles

- ART CULTURE Streetart -
Marina 1
Viernes, marzo 24th, 2017

#lamonoDOCS: vuelve Abramovic con The Space in Between

- ART CULTURE Films -
vodecat
Jueves, marzo 23rd, 2017

fanzinoteca feminista XOXOXO: la constante lucha contra los micromachismos

- ART CULTURE Society -