ART, CULTURE, Society, , , ,

el arte de la resistencia: porque hay demasiadas cosas por las que luchar

Miércoles, marzo 8th, 2017 | T: lamono

El cambio climático parece hoy un desastre imparable. Israel y Palestina siguen sin llegar a un acuerdo a la vez que los conflictos bélicos continúan siendo una realidad, y la violencia procedente de los países islámicos aumenta. Seguimos a la espera de esa igualdad de género, de la erradicación del racismo. Estamos destrozando el fondo marino como ecosistema y la familia Benetton está comprando tierras en la Patagonia Argentina porque el agua será un recurso escaso en el futuro. Y, mientras tanto, el presidente del que era el país más poderoso del mundo afirma que "cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras”. Si generalizamos, abstraemos los puntos comunes y esenciales, esto es a grandísimos rasgos lo que está ocurriendo en nuestro contexto. Pero con los peores temporales, surgen conexiones inesperadas. Conexiones entre personas, entre países, entre conceptos. Para dar luz a la oscuridad surge el artivismo. T: Rocío Carrasco; Foto de portada: Pintura de Kristen Williams

www.elektrakb.com

www.handsoffourrevolution.com

www.visitsteve.com

www.nodapl.life

www.annarindos.com

www.caradeangelis.com

www.therefugeeartproject.com

www.artvismofeminista.tumblr.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
F$@KTrump de Kristen Williams

Históricamente, el arte se ha definido como una herramienta de expresión a través de la cual el artista proyectaba su imaginario, sus inquietudes y anhelos. Sin embargo, esta conceptualización resulta insuficiente, pues el arte también ha estado motivado por objetivos sociales, tratando de descubrir verdades ocultas, criticar y protestar. Sin duda, protestar. Delacroix, con su obra titulada “La libertad guiando al pueblo”, representó en 1830 la escena en la que parís levantó barricadas contra el rey Carlos X. Y Picasso, con su descomunal Guernica pintado en 1937, criticó el bombardeo a la ciudad de Guernica durante la Guerra Civil Española y denunció los horrores vividos durante la misma. Citando un antecedente quizá más cercano temporalmente, la banda de música Crass defendió los derechos de los animales, el ecologismo y el pacifismo desde la anarquía. Y Las Guerilla Girls o incluso el épico The Dinner Party de Judy Chicago enarbolaban banderas feministas. La pregunta ahora es: ¿qué estamos haciendo hoy?

La libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix

La libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
la responsabilidad de reinventar y transformar la realidad reside en el artista. En él recae el trabajo de provocar la reflexión en el público y el debate

Elektra KB, nacida en Ukraina pero criada en Colombia, plasma a lo largo de sus obras la tensión entre distintas realidades: las luchas de poder, las desigualdades de género y la opresión. Pero sobre todo centra su trabajo en la migración, ya sea cultural, social, económica, política o de género. La artista colombiana genera una narrativa utópica con tintes distópicos de ese mundo de Orwell en 1984. Su último trabajo, Undoing Gender Beings of T.R.O.G. II, se encuadra en el marco de la exposición Uprise /Angry Women, la exhibición de artistas femeninas de la galería The Untitled Space de Nueva York, que cuenta con la participación de 80 creadoras para responder al clima social y político actual.

Elektra KB - Undoing Gender Beings of T.R.O.G II - UPRISE / ANGRY WOMEN Exhibit artwork, The Untitled Space Gallery, New York

Undoing Gender Beings of T.R.O.G II de Elektra KB

Hands off our Revolution es el proyecto de Adam Broomberg. El artista londinense nacido en Sudáfrica en 1970, ha creado una web colaborativa con la intención de llamar a la acción. “The fact Miami Basel could go ahead just days after Trump’s election made me very uncomfortable. I don’t think this can be a time of ‘business as usual”. Broomberg opina que una parte de la responsabilidad de reinventar y transformar la realidad reside en el artista. En él recae el trabajo de provocar la reflexión en el público y el debate. A través de la página web, pide imágenes, películas, banners, posters, camisetas o eslóganes para difundirlos a través tanto de medios sociales como medios de comunicación tradicionales.

Creación artística en el marco del proyecto Hands off our Revolution

Creación artística en el marco del proyecto Hands off our Revolution

Para Steve Lambert, el arte es el puente que conecta las ideas más idealistas, aquello que resulta poco común, con el día a día. A través de cada una de sus acciones y proyectos, Lambert trata de exponer una de esas ideas para conectarla con todas y cada una de las personas y que seamos, de este modo, capaces de discutir acerca de ella. “I have the unabashedly optimistic belief that art changes the way people look at the world”. Una de sus últimas iniciativas es LIES. El artista explica que cerca de donde vive, los fans de la demagogia republicana se han encargado de poner pegatinas que para él no son otra cosa sino mentiras. De este modo, Lambert se encargó de diseñar indicaciones para dejarlo claro, como se puede ver en la imagen más abajo. Además, están disponibles para descargar gratuitamente en su página web y anima fervientemente a usarlas. Una acción similar fue otra pegatina que rezaba Respect is an american value, aunque su proyecto más famoso es Capitalism Works for me (true or false).

Lies de Steve Lambert

Lies de Steve Lambert

La lucha de la tribu Sioux de Standing Rock contra el oleoducto en Dakota está siendo sin duda larga e intensa. Tras la reactivación del proyecto cuando Trump pisó la Casa Blanca, las movilizaciones han sido imparables. Y la resistencia por parte de los nativos americanos, medioambientalistas y protestantes se hace en muchas ocasiones visible por medio del arte. El miedo a la contaminación de su suministro de agua y el daño que están causando a su tierra sagrada, se transforma en dolor en sus creaciones.

Ilustración de Tyler Amato

Ilustración de Tyler Amato

Si al principio de este artículo hablábamos de conexiones, no hay mayor representatividad para ello que el arte de Anna Rindos. La artista nativa de North Carolina que reside en Brooklyn actualmente, inspira su trabajo en la contradicción. La base radica en la contraposición tanto del gusto como de declaraciones o convicciones. Al ser su manera de expresión el collage, Rindos crea una agrupación de diferentes elementos que en un principio no tenían nada en común para construir un discurso combinando el caos y la calma, la masculinidad y feminidad o lo bello y lo feo. Sin duda, una manera de impactar que hace que nos cuestionemos tanto la obra como la realidad. ¿Es ese el espacio para un soldado, con esos colores, con esas formas?, ¿es la realidad espacio para un soldado?

Collage por Anna Rindos

Collage por Anna Rindos

El punto inquietante viene de la mano de Cara Deagelis y su trabajo titulado Roadkill. En esta serie de cuadros, la artista trata de explorar y cuestionar el rol de la vida salvaje en una sociedad cada vez más industrializada. ¿Cuál es el lugar de la naturaleza, de la vida animal, en una era que ha sido definida como postnatural? Pudiendo interpretar sus creaciones desde una clave política o medioambiental, Deangelis relaciona lo doméstico con lo salvaje en una obra que actúa como espejo de las acciones humanas.

Women with roadkill IV de Cara Deangelis

Women with roadkill IV de Cara Deangelis

Trasladándonos a preocupaciones en Oriente, encontramos The Refugee Art Project. Un proyecto ideado por un colectivo de académicos y artistas unidos por la preocupación de la difícil situación de los refugiados en Australia y todas aquellas personas que buscaban asilo político y siguen esperando en centros de detención australianos. Desde 2010, más de 500 trabajos artísticos producidos por los refugiados en estas condiciones han sido mostrados al pueblo australiano. Un ejemplo de ello es Kamaleshwaran Selladurai, un refugiado tamil procedente de Sri Lanka que estuvo alrededor de dos años en centros de detención australianos en los que aprendió a pintar de manera autodidacta.

Tamil asylum seeker por Kamaleshwaran Selladurai

Tamil asylum seeker por Kamaleshwaran Selladurai

El último caso es Artivismo Feminista. Y “nosotras paramos” es su lema. Se trata de una iniciativa ciudadana de guerrilla llevada a cabo por un grupo de mujeres afincadas en Madrid que han tratado de recopilar ilustraciones y dibujos para difundir el apoyo al paro y movilizaciones de hoy 8 de marzo, el día en que se celebra la huelga internacional de mujeres en 35 países diferentes. Su intención queda más que clara: crear imágenes simbólicas en la lucha feminista.

Este artículo no constituye, ni mucho menos, el conjunto de artistas, proyectos y discursos que se manifiestan por un mundo más igualitario, que reivindican la libertad, la justicia y una sostenibilidad medioambiental. Este ha sido un reduccionismo, un trabajo condensado para tratar, al igual que los artistas hacen, de estimular la visibilidad y abrir los ojos de la sociedad a un mundo en el que, de simples conexiones como la que se produce entre el arte y el activismo, puede surgir un modo de unión para hacer frente a las más feas realidades.

Ilustración de P.nitas para Artivismo Feminista

Ilustración de P.nitas para Artivismo Feminista

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

annique delphine (2)
Sábado, octubre 21st, 2017

objectify me by annique delphine

- ART Photography -
DAKE Wong (6)
Sábado, octubre 21st, 2017

dake wong, el stencil como forma de expresión

- ART Streetart -
Kelly Puissegur (13)
Sábado, octubre 21st, 2017

kelly puissegur, rarezas cotidianas

- ART Painting -