ART, Society,

el arte de Gustav Metzger: cuando la destrucción se convierte en forma de creación

Jueves, marzo 9th, 2017 | T: lamono

El hombre es capaz de crear cosas maravillosas, pero también puede acabar con todo, y con el nacimiento de las sociedades industriales nos condenamos a la autodestrucción. Así opinaba Gustav Metzger, un superviviente de los campos de concentración nazis que vio en los valores capitalistas el camino hacia la aniquilación nuclear. Convencido de que “la física atómica fue lo peor que sucedió en el siglo XX”, el artista alemán defendía la destrucción como parte del proceso creativo. Y así es como daba vida a finales de los 50’s a lo que él llamó Arte Auto-Destructivo, que tenía como objetivo la integración del arte con los avances de la ciencia y la tecnología, para defender que a veces, destruir es sinónimo de crear. Foto de portada: Gustav Metzger en 1962.

http://lamonomagazine.com/

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
gustav metzger en 1962

El hombre de Regent Street es autodestructivo.

Los cohetes y las armas nucleares son autodestructivas.

Arte Auto-Destructivo.

La caída de la caída de las bombas de hidrógeno cayendo.

Las ruinas, en cuanto pintorescas, no son interesantes

El Arte Auto-Destructivo recrea la obsesión por la destrucción, proceso al que los individuos y las masas están abocados. Lo afirma Gustav Metzger en su manifiesto de 1960. El hombre tiene el poder de acelerar y organizar los procesos destructivos de la naturaleza, y esta nueva corriente artística nace para demostrarlo. “El arte autodestructivo refleja el perfeccionismo compulsivo de la fabricación de armas, puliéndolo hasta la destrucción”. Somos capaces de hacer grandes cosas, pero también podemos acabar con ellas, traer el caos y provocar guerras. Y parece que lo primero a menudo acaba desembocando en lo segundo.

Gustav Metzger, Historic Photographs No. 1 Liquidation of the Warsaw Ghetto, April 19-28 days, 1943, 1995-2011, New Museum, New York

Gustav Metzger, Historic Photographs No. 1 Liquidation of the Warsaw Ghetto, April 19-28 days, 1943, 1995/2011, New Museum, New York

Gustav Metzger nació en Nuremberg (Alemania) en 1926. De ascendencia judeo-polaca, él y su hermano llegaron al Reino Unido en 1939, después de ser rescatados de un campo de concentración por el Movimiento de Niños Refugiados. Muchos de sus parientes, incluidos sus padres, fueron asesinados en el Holocausto, cosa que marcaría su producción artística, fuertemente ligada desde los años 60 al activismo social. En Londres empezó sus estudios de arte y pronto se vio involucrado en movimientos anticapitalistas y anticonsumistas, así como a favor del desarme nuclear. Estas ideas serían las que motivaron el nacimiento del Arte Auto-Destructivo (ADA), que él describió como “un arma política subversiva desesperada de última hora… un ataque al sistema capitalista… un ataque también contra los comerciantes de arte y los coleccionistas que manipulan el arte moderno con fines de lucro”.

Pero su arte no era siempre fácil de comprender y conseguir adeptos fue un camino arduo. Aun así, el guitarrista de The Who, Pete Townshend, que había sido alumno de Metzger, fue un firme defensor de su movimiento y lo secundaba cada vez que rompía su guitarra sobre el escenario. Según el músico, se trataba de un acto de arte auto-destructivo. En los 60’s, proyecciones de Metzger se presentaban en los conciertos de The Who.

Pete Townshend guitars

Pete Townshend en un concierto de The Who

Una de las obras más conocidas de Metzger consistió en lanzar ácido sobre hojas de nylon en pleno centro de Londres, que se desintegraron en cuestión de veinte minutos. “Lo importante de quemar un agujero en esa hoja”, dijo Metzger más tarde, “fue que abrió una nueva vista hacia la catedral de St. Paul a través del Támesis”. El arte autodestructivo nunca fue simplemente destructivo, sino que “destruyes un lienzo y creas formas”.

En 1966, Metzger y el poeta John Sharkey organizaron el ‘Destruction in Art Symposium’ (DIAS) en Londres, donde artistas, poetas y científicos internacionales se reunieron para hablar de la destrucción en el arte y en la sociedad. Durante los días del simposio, el artista conceptual John Latham prendió fuego a una pila de libros enfrente del British Museum, como parte de sus ‘Skoob Tower Ceremonies’ (‘Skoob’ hace referencia a books escrito al revés). Con sus ceremonias, Latham quería lanzar un mensaje contundente y radical: los libros son el aparato del conocimiento aprendido y las opiniones inculcadas, del que era profundamente crítico. Para él, los libros representan el conocimiento sostenido de una forma congelada e irreflexiva, que sofoca la intuición.

Gustav Metzger, ‘The Southbank Demonstration, London 1961 © Getty Images

Gustav Metzger, ‘The Southbank Demonstration, London 1961 © Getty Images

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
debemos convertirnos en idealistas o morir

Una de las piezas que más destacaron durante los eventos del DIAS fue ‘Cut’ de Yoko Ono. Los miembros de la audiencia fueron invitados a subir al escenario y quitarle la ropa a la artista usando unas tijeras de sastre, mientras ella permanecía arrodillada inmóvil durante la hora que duró la acción. La fuerza de la obra de Ono residió en la forma en que interfirió en la relación entre la audiencia y el objeto de arte y en cómo el espectador participaba en el acto potencialmente agresivo de dejar al descubierto el cuerpo femenino. ‘Cut’ demostraba cómo la mirada inconsciente tiene el potencial de dañar e incluso destruir el objeto sobre el que se posa. “Los espectadores fueron recortando las partes de mí que no les gustaban. Al final sólo quedaba yo, firme como una piedra, pero ni siquiera eso les satisfacía: querían saber qué había en esa piedra”, explicaba más tarde Yoko Ono.

Esa necesidad del hombre de ir siempre más allá es lo que llevaría la tecnología a gobernar nuestro mundo. Según decía Metzger en su manifiesto, “el arte autodestructivo es la transformación de la tecnología en arte público”. Se estaba creando una sociedad con una inmensa capacidad productiva en la que la sobreproducción y el hambre coexisten; donde el constante incremento en el almacenamiento de armamento nuclear es más que suficiente para destruirse a sí misma; donde las áreas sobreurbanizadas tienen un efecto desintegrador en la vida de las personas. Por eso, Metzger empleaba la tecnología para crear sus piezas de Arte Auto-Destructivo, “un arte que contiene en su interior un agente que automáticamente conduce a su destrucción en un plazo de tiempo que no ha de exceder los veinte años”. Para el artista, un reflejo de nuestra sociedad, condenada a la extinción.

“Mis temores sobre los hombres y las máquinas comenzaron con los nazis”, explicaba Metzger. “Cuando vi la marcha de los nazis, vi a personas que parecían máquinas y el poder del estado nazi”. Por eso, “el arte autodestructivo tiene que ver con el rechazo al poder” y con una forma de activismo social. Gustav Metzger falleció el pasado 1 de marzo a los 90 años, dejando un legado complejo, que partía del pesimismo pero por el que nunca dejó de luchar. Él creía poder cambiar el rumbo de las cosas exponiendo sus ideas, convencido de que “debemos convertirnos en idealistas o morir”.

Skoob Tower Ceremony, Bangor, North-Wales, 1966

Skoob Tower Ceremony, Bangor, North-Wales, 1966

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

ecophonic 2
Viernes, abril 28th, 2017

#MadeInBarcelona: 5 proyectos locales que nos devuelven a las raíces

- CULTURE DESIGN Fashion Society STYLE Technology -
Captura de pantalla 2017-04-28 a la(s) 14.07.55
Viernes, abril 28th, 2017

top 5, los posts más vistos

- CULTURE Society -
32827555050_6bdd31dc3f_z
Viernes, abril 28th, 2017

friday submissions: la mirada ácida de fabio ayala

- ART SUBMISSIONS -