ART, Photography, , , ,

diane arbus, retrato de lo diferente

Miércoles, mayo 11th, 2016 | T: David Gonzalez

Lo imprescindible es necesario y obligatorio. Es de aquello que no se puede prescindir. Hay creaciones, creadores y creados fundamentales. Diane Arbus (1923-1971) fue una fotógrafa estadounidense. Desde muy pronto se sintió atraída hacía lo considerado extraño, raro y freak. Sus fotografías están protagonizadas por seres singulares. La propia Arbus decía que “realmente creo que hay cosas que nadie vería si no las hubiera fotografiado”. Por eso en sus imágenes pasean gigantes, travestis, personajes excéntricos, enfermos mentales o habitantes marginales. La fotógrafa reunió a todos aquellos seres despreciados, incomprendidos o repudiados por gran parte de la sociedad de entonces. Bellamente monstruoso, monstruosamente bello. Todo depende del ojo, y de la mente, del que mire. T: David González

es.wikipedia.org/wiki/Diane_Arbus

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
dianearbus4

Qué es normal y qué no. En la humanidad existe una tendencia a excluir todo aquello que se escapa de una convención. Todo aquello que es diferente al resto. No porque sea malo. Tampoco porque sea bueno. Casi siempre viene motivado por una falta de conocimiento y acompañado de una rigidez mental. De esta manera, lo no común, lo no aceptado y apellidado como raro y freak acaba siendo infravalorado, apartado de la sociedad. Sin embargo, la rareza o la excentricidad van cargadas de una curiosidad incesante en el ojo humano. Un querer mirar y un querer apartar la vista ipso facto. Una especie de imán inevitable y misterioso hacia la enigmática diferencia.

Por ese factor enigmático quedó absolutamente atraída Diane Arbus. Cuando nuestra curiosidad acentúa la atención en algo es difícil escapar de ello. De hecho, a Arbus, que fue criada en una familia bien estante, le fue prohibido interesarse por todo aquello que no fuera considerado bajo el paradigma de normal. No obstante, la fotógrafa cautivada tempranamente por lo diferente encontró en ello una forma de expresión que acabaría siendo el leitmotiv de su propia obra. Este interés hacia lo fuera de lo convencional estuvo fundamentalmente motivado por la película Freaks de Tod Browning en la que aparecían personas con deformidades reales. También, estuvo fuertemente influenciada por su profesora de fotografía Lisette Model quien trabajó con un impacto estético similar. Ambas referencias harían sentir una especie de fascinación, extrañeza y temor que la condujeron a direccionar su obra hacía personajes que escondían una vida nada convencional.

arbus

Para Arbus una fotografía era un secreto sobre un secreto. Podemos imaginar, y enmarcándonos en un contexto de mediados del siglo XX, que todos los sujetos que aparecían en sus fotografías eran algo que se trataba de ocultar, apartar u omitir en la sociedad por entonces. No obstante, la fotógrafa a partir de sus instantáneas reveló el secreto de aquellas vidas ajenas y grotescas para el resto, embelleciendo con su mirada aquello que estaba considerado como monstruoso.

Diane_arbus

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Freaks ha sido lo que más he fotografiado. Fue una de las primeras cosas que fotografié y ha sido terriblemente motivador para mí. Simplemente, solía adorarlos. Aún adoro a algunos de ellos. Con esto no quiero decir que sean mis mejores amigos, pero ellos me han hecho sentir una mezcla de vergüenza, temor y asombro. Existe una especie de leyenda acerca de los freaks. Como esa persona que en un cuento de hadas te detiene y te exige que resuelvas un acertijo. La mayoría de la gente se pasa su vida temiendo pasar por una experiencia traumática. Los freaks nacieron con sus traumas. Ellos ya han pasado su prueba. Son aristócratas

Arbus_1980_46_16F_1

Dos gemelas, un gigante en el salón de casa ante la sorprendente mirada de sus padres, un niño con una granada en la mano. Travestidos en sus camerinos, una mujer sin cabeza, enfermos mentales en grupos. Dos señoras ostentosas fumando, cuatro personas ocultando intrigantemente su rostro con bolsas de papel, una anciana sentada y eclipsada por la aparatosidad de su silla de ruedas. Cinco señoras enmascaradas paseando, una mujer solitaria y oculta bajo unas gafas de sol dejando pasar los minutos en la esquina de la barra de un bar, otra mujer obesa posando con su perro.

Todas las escenas anteriores pertenecen a instantáneas capturadas por Diane Arbus. Fue pionera en el flash, además, en sus imágenes en blanco y negro de formato cuadrado hay una gran dedicación de luz y sombras y trabajó en fotografía comercial en revistas de moda. También, se dice que el mismo Richard Avedon habría dicho: “Cómo me gustaría ser un artista como Diane”. Sin embargo, todo ello ha resultado eclipsado ante el impacto del sujeto en la escena retratada. Lo raro visto como normal o lo normal retratado como extraño. La rareza está en los ojos del que la quiera ver. ¿Qué es normal? Todo depende.

diane-arbus-3

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-10-23 a la(s) 12.40.28
Lunes, octubre 23rd, 2017

la censura como motor creativo: 5 fotógrafos reivindicativos

- ART CULTURE -
michael belhadi
Domingo, octubre 22nd, 2017

michael belhadi, enfoque científico

- ART Photography -
Michael Lentz (7)
Domingo, octubre 22nd, 2017

michael lentz, rompiendo fronteras

- ART Painting -