ART, MUSIC, ,

arte que suena a música

Miércoles, septiembre 21st, 2016 | T: lamono

La música es probablemente lo más parecido que hay a un olor. A veces pasa que te entra por los orificios nasales un aroma y te transporta de golpe a las calles abarrotadas de Calcuta o a esa época en la que eras todavía un niño y tu abuela te compraba pipas en el quiosco del parque. La música, además de transportarte a lugares lejanos en el tiempo y el espacio, también puede transmitirte emociones que tal vez hacía tiempo que no sentías. La música puede hacer que revivas el pasado y, por eso, es puro arte. La música huele a arte y a recuerdos metafísicos, como una mezcla de fragancias inolvidables. Y los colores de un cuadro, ¿a qué huelen? Os lo contamos a través de las canciones de aquellos músicos que han visto en un lienzo la fuente de inspiración. T: Vicky Navarro, Portada: 'El Jardín de las Delicias' de El Bosco

https://www.danhillier.com/

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
bosco

Este año se celebra el V centenario de la muerte de Hieronymus Bosch (El Bosco), autor de El jardín de las delicias. Un aura de misterio envuelve esta pintura al óleo, llena de simbolismos y protagonizada por los seres deformes y carnavalescos que caracterizan la obra del pintor holandés. Probablemente sea la intriga que despierta este tríptico y su lado oscuro, los que hacen que bandas de metal como Deep Purple, Authority Crisis y Celtic Frost lo hayan elegido para que ilustre la portada de sus álbumes. Aunque ellos no han sido los únicos; hemos visto el imaginario de El Bosco en portadas de Pearls Before Swine, Mega City Four, e incluso Michael Jackson. Las tentaciones del mundo terrenal, el pecado y el camino hacia el infierno representados en tres tablas que se cierran mostrando a un anciano que recorre el camino de la vida, lleno de peligros y amenazas.

guernica

‘Guernica’ de Picasso

El miedo es una sensación con la que todo ser humano se siente identificado. Todos tememos al miedo porque sabemos que cuando llega no podemos esquivarlo y, al mismo tiempo, sentimos respeto hacia él porque su poder es mayor al nuestro. En el Guernica de Pablo Picasso vemos la cara del miedo, lo tenemos en frente, crudo y en blanco y negro. De ahí que grupos como los Stone Roses encuentren en esta obra el impulso necesario para hablar de sus temores. En el 2009, también la banda pop sueca Peter Bjorn and John dedicó una canción a la obra de Picasso. Blue Period Picasso es un monólogo dramático que parte de una pintura del periodo azul del artista malagueño. Pero no todo es drama lo que nace de las piezas de Picasso; en los años 70, la banda de rock americana The Modern Lovers, compuesta por Jonathan Richman, el bajista Ernie Brooks, el batería David Robinson y con Jerry Harrison en el teclado (éste más tarde formaría parte de los Talking Heads), sacaría un tema donde se pinta a Picasso como a un donjuán, machista y anticuado que, pese a su ‘fealdad’, se lleva todas las chicas a la cama. ¿Qué debió hacerles el pintor para que le vieran así? Ni idea, pero Richman siempre tuvo en el punto de mira a artistas como Vermeer, Salvador Dalí o Vincent Van Gogh. De hecho, John Cale, cofundador de The Velvet Underground y productor de The Modern Lovers y muchos otros músicos como John Cage, Patti Smith o The Stooges, dedicó una canción de su álbum HoboSapiens (2003) a Magritte.

van gogh

‘La noche estrellada’ de Vincent Van Gogh

El cantautor norteamericano Don McLean, conocido por su famosa balada American Pie, también vio algo en Van Gogh que le iluminó. De allí nació Vincent (Starry, Starry Night), que empezaba con un “Paint your palette blue and gray / Look out on a summer’s day / With eyes that know the darkness in my soul”. Bendita nostalgia. Como la que emana el tema Goodbye Toulouse de The Stranglers, donde los británicos hacen referencia a la etapa de decadencia por la que pasó el pintor francés Toulouse Lautrec, cuya obra retrataba la vida nocturna parisina. “Your cafes tell a tale of saddened millionaires, Toulouse”… repetían estos precursores del punk, con lágrimas en los ojos. Por su lado, los Alan Parsons Project sacaron en 1987 un álbum titulado Gaudí, inspirado por la vida y obra del arquitecto catalán, que vivía obsesionado con el trabajo y eso le impidió tener una vida familiar normal. El disco entero, con títulos como La Sagrada Familia, Too Late o Paseo de Gracia, refleja la búsqueda del equilibrio entre trabajo y vida tan difícil de conciliar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Las artes plásticas todavía cobran más relevancia si tenemos en cuenta que un grupo de música no es solamente lo que canta, ni una melodía, sino también una imagen

banksy

‘Monkey Parliament’ de Banksy

Y no solamente los grandes clásicos del siglo XIX inspiran a los músicos a la hora de crear. La vida de excesos y contradicciones de Jean-Michel Basquiat y su temprano éxito (con 27 años ya había realizado más de 40 exposiciones personales y participado en unas 100 colectivas) han sido la base de canciones como My Little Basquiat, de Cowboy Junkies, o Most Kingz, de Jay-Z, donde equipara el éxito al suicidio. David Bowie dedicó una canción acústica teñida de flamenco a Andy Warhol, por quien sentía una gran admiración. Se dice que desde que Bowie tocó la canción por primera vez, no volvió a dirigirse la palabra con el artista pop. Hasta que un día éste le dijo que le gustaban sus zapatos y todo volvió a la normalidad. Y al igual que Warhol, otro que causa polémica allá donde va y que, por supuesto, también ha hecho estragos en la escena musical, es Banksy. La banda de indie rock británica The Editors se inspiró en una pintura del graffitero donde aparece el Parlamento repleto de monos para crear Eat Raw Meat = Blood Drool. La canción critica la corrupción y la actuación inmoral de los políticos tras el crac económico del 2008.

tame impala

Portada de Leif Podhajsky

Las artes plásticas todavía cobran más relevancia si tenemos en cuenta que un grupo de música no es solamente lo que canta, ni una melodía, sino también una imagen. Muchas bandas apuestan por profesionales de la ilustración y el diseño gráfico para que creen sus portadas. Uno de estos profesionales, con mucha trayectoria en el sector, es Leif Podhajsky, que ha hecho las covers de Tame Impala, Lykke Li, Foals, Mount Kimbie, The Horrors, Bonobo, Santigold y Of Monsters and Men, entre otros. Este artista australiano destaca por sus abstracciones de la naturaleza y su fotografía paisajística, mientras que Dan Hillier, autor de la portada del álbum Falls de Royal Blood, se caracteriza por su estilo victoriano y sus híbridos entre hombre y animal.

Pero una de las últimas fue la publicación de The Life of Pablo, el nuevo álbum de Kanye West, quien se considera a sí mismo un experto en la materia. La portada del disco se hizo legendaria a los pocos segundos de darse a conocer y no nos sorprende, ya que no se parece en nada a lo que estamos acostumbrados. El artífice de tal obra maestra ha sido Peter de Potter, un colaborador del prestigioso diseñador de moda Raf Simons que se pierde en las redes sociales a la hora de crear. Al descubrirse el álbum, inspirado en la vida del filósofo Pablo Pérez, dos diseñadores neoyorquinos crearon en cuestión de horas The Life of Pablol, una web donde puedes personalizar la portada a tu gusto y compartirla.

La música y sus artífices beben de lo que les rodea, de lo que experimentan, oyen, ven y, sobretodo, de lo que huelen. Porque hay olores que van cargados de sugerencias y cuadros que huelen a música. Músicos de todos los estilos, épocas y temperamentos han creado partiendo de las artes plásticas. En ellas han encontrado lo que necesitaban para que las notas brotaran y los instrumentos empezaran a sonar. Porque hay algo acerca de los artistas que los hace sujetos inspiradores, sobre todo si hay algo traumático, escandaloso o atractivo en su vida personal. Esperamos que siga siendo así y que en el futuro, las canciones sigan oliendo a perfumes.

kanye west

portada de ‘The Life of Pablo’ de Peter de Potter

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

keithharing
Martes, junio 27th, 2017

#lamonoINSIGHTS: la obra más espectacular de Keith Haring está en un baño

- ART Streetart -
Official Picture 1
Martes, junio 27th, 2017

#lamonoCHATS: celestial bums, talento en ascensión

- MUSIC -
Diana_Kim
Lunes, junio 26th, 2017

#lamono113 entschuldigung is coming: 4 artistas sobre el perdón y la redención

- ART Destacado2 Photography -