ART, Destacado1, Streetart, , , ,

Martes, julio 4th, 2017 | T: lamono

La sabiduría que te da graduarte en la escuela de la vida te dice que puedes planear un viaje todo lo que quieras sobre el papel, que sobre la marcha el cuento cambia. Nada de lo que habías planeado con tu inocente guía en mano es comparable a lo que te aguarda en la impredecible pero excitante carretera, con sus rincones oscuros y sus tramos más que fluidos. Un contraste de sensaciones que son los que acaban haciendo de un viaje algo para recordar. Los chicos de Survibe han empezado su travesía en San Antonio, y son el ejemplo vivito y coleando de que los imprevistos son la salsa de cualquier road trip. Los 3 llegaron a San Antonio después de 19 horas de viaje entre aviones y coche, y por fin, pudieron inaugurar el proyecto que tanto tiempo habían estado preparando. Aquí comienza la travesía.

survibe.es

www.instagram.com/sabeknonsense/

www.instagram.com/elliotalcalde/

www.spainculture.us

www.montanacolors.com/webapp

iazzu.com/art/

www.luminariasa.org

sastad.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
IMG_9562

Una vez ahí, les esperaba su primer partner, LUMINARIA, que les organizó el alojamiento en la casa de dos artistas del barrio, Luis y Kim. Imaginaros: la típica casa de una planta en un barrio americano de película, con su mecedora en el porche y patio trasero en el que ver a los niños crecer. Idílico a lo american way of life. La ubicación era excelente, en el Southtown Arts district, junto al primero de los muros que tenían que pintar. A la mañana siguiente, dieron el paseo de reconocimiento de rigor y se empezaron a encontrar piezas de artistas locales como Sheck y Soulplast e incluso internacionales como su amiga Paola Delfín. Poco a poco, se fueron adentrando en el downtown, y vieron cómo la influencia mejicana llena las calles de colores y un cartelismo handmade muy fino. En esta ciudad de Texas, el arte se esconde en cualquier rincón y empezaron a sentirse integrados en el mood: el viaje a empezado, y las ganas de pintar iban en aumento. Eso sí, la gente habla un idioma muy extraño, la Tex-Mexeada, y cualquier parecido con el inglés que traen de España es pura coincidencia. De repente, les contacta Anthony de LUMINARIA, un artista local motivadísimo, para hacerles una propuesta: un tour por la ciudad del taco dentro de un enorme carro texano. Y por supuesto, aceptaron, igualando su nivel de motivación.

Al dia siguiente, después de conocer al equipo de LUMINARIA y a Andy e Yvette, los patrones y creadores del Southtown Arts district, los chicos empezaron a dar forma a su primera aportación al barrio pintando un muro colaborativo entre Sabek y Joan Tarragó. Por fin, llegó el momento que estaban esperando desde que el proyecto se gestó en España y hasta que se ha hecho realidad. La temática de la primera obra, estaba clara: un pequeño homenaje a la fauna y flora de la región, con gran protagonismo del ‘grackel’, un pájaro local con habilidades motoras mermadas. Este será el leiv motiv del viaje, procesar los elementos socioculturales de la región en la que estén, para crear su propia visión de ello. Integrarse en el entorno. Las ganas acumuladas hicieron de esta colaboración improvisada algo muy fluido, terminándola el mismo día. Y para celebrarlo, su nuevo mejor amigo Anthony monta a los recién llegados un festín con BBQ, cervezas, risas y descanso merecido.

_MG_9887

Al día siguiente, empezaron el siguiente reto en su apretada agenda: muros algo más grandes, para meterse de lleno en la iconografía americana del “the bigger, the better”. Las grúas y escaleras hicieron acto de presencia y la plástica se mezclaba con sprays y sombreros de mejicano. El sol apretaba como en una película del este y la sombra escasea. Los chicos combaten el calor tejano con neveras de porex (como buenos españoles) llenas de Gatorade. A todo esto, Elliot empieza a desarrollar un superpoder: el desdoblamiento del ser, ya que su intención es cubrir ambos muros, por un lado el de Sabek en Mercuri Project y el de Joan en Blue Star Arts District. Dos distritos, dos muros, una sola persona armada con una cámara. Momento película de Hollywood, otra vez.

Llegados a este punto, los chicos ponen a prueba a Anthony con sus exigencias de colores y materiales. Materializar el producto de tu imaginación a algo tangible es lo que tiene. La sesión de pintura avanza a ritmo de rancheras, hasta que de repente, los chicos se llevaron el primer susto del viaje, y esperamos que sea el único: Joan se cae de la escalera en la que estaba pintando. Crack! Pie de elefante, hielo, coche, seguro, hospital, rayos X, esguince de ligamientos y tobillo. Diagnóstico: tres semana de reposo y venda más tres semana más de recuperación y ejercicios, lo que supone una imposibilidad temporal para pintar. Unas muletas y mucho hielo después, the show must go on. Esto es SURVIBE, toca adaptarse, seguir: ni un pie magullado podrá con estos rebeldes del spray. Es momento de ponerse el sombrero de cowboy y seguir con su camino.

Sabek, tras acabar su muro, Aquila Revelion, que representa la fusión entre dos culturas fronterizas creando como resultado el híbrido tex-mex, une fuerzas con Pablo Straigh  para ayudar a terminar el muro de Joan Tarragó, que sin comerlo ni beberlo acabó como una obra colectiva. Así, cerraron la primera etapa del viaje con un pie lesionado, tres obras, un master en cultura tex-mex y una buena ración de tequila sunrise, bendito brebaje redentor.

_MG_0025

_MG_0138

_MG_9547

IMG_7553

IMG_7606

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
la primera premisa de un road trip es no dejar a nadie atrás. Pero también hay que ser práctico, porque como dijo Chuck Norris: "divide y vencerás".

Llegó el momento de abandonar San Antonio y arrancar la furgo (la Chucha, como la han bautizado) hacia Atlanta, pero eso no podía suceder sin pasar antes por el templo de la cocina mejicana, Mi Tierra, restaurante donde los habían invitado para poner el broche de oro a su paso por este maravilloso rincón de la América profunda. Allí los trataron a cuerpo de rey, ofreciéndolos una cata más que abundante de los platos típicos de la región, marinados con música mariachi y una lección de la herencia histórica familiar del restaurante donde han comido varios presidentes, fíjate tú que cosas.

Con las panzas a reventar y la cabeza como un bombo, se despiden de la familia Cortés a modo de hermanos, con lo que la familia Survibe vuelve a crecer. Acto seguido, Andy, creador del Southtown Arts District y su inesperado padrino, los lleva a recoger “la Chucha” al taller donde se ha estado reparando. Se despiden con mucho cariño de todos, expresando su gratitud por toda la ayuda prestada, y arrancan su Ford F150 ECONOLINE del 1992, cargado con un V8 dispuesto a resucitar. El reto no es pequeño, la suerte está echada: pero esta furgo ha nacido para hacer algo grande (y no lo decimos por trasladar el pie lesionado e hiperaumentado de Joan). Pero entonces se meten en la autopista y la furgo empieza a flaquear hasta ahogarse. Parece que la máquina lo ha pasado bien en San Antonio y no quiere hablar de irse.

Otra vez, los chicos recurren a Andy, que acude a su rescate. Consiguen encender el carro y San Antonio, la cuidad magnética, los vuelve a arrastrar. El mecánico, que ya los conoce, se mira La Chucha y les da la típica noticia que duele: el carro necesita cambiar el depósito de gasolina, los filtros, las ruedas. Casi nada. Así que así se queda la cosa: Joan con muletas y la pata como una morcilla, la furgoneta a trozos y el Outerspace Festival Atlanta, su siguiente parada, a punto de dar el pistoletazo de salida.

La situación requiere de un plan de choque urgente: entre risas por lo surrealista de la situación y unas chelas merecidas, redibujan el plan. Deciden mandar a Sabek, el muralista no tullido en avión directo a Atlanta, para que vaya haciendo y no se pierda la acción. El resto del equipo, se queda y decide apostar por resucitar La Chucha en lugar de dejarla morir y alquilar un carro desalmado. Esa máquina es suya, y la primera premisa de un road trip es no dejar a nadie atrás. Pero también hay que ser práctico, porque como dijo Chuck Norris: “divide y vencerás”.

Próximamente, el capítulo número 2 de esta historia. ¿Se romperá Joan Tarragó otra parte de su anatomía? ¿Sabek desconectará el móvil a su llegada a Atlanta y se marcará una gira en solitario? ¿Es el fin de La Chucha tal y cómo la hemos conocido (que no ha sido mucho)? Continuará.

Agradecimientos:

LUMINARIA CREW

  • Kathy
  • Anthony
  • Lina

1906 SOUTHTOWN

  • Andy
  • Yvette
  • Sheek
  • Burg
  • Amada
  • James

BLUE STAR ARTS DISTRICT

MERCURI PROJECT

  • Antonia

PIZZERIA IL FORNO

MI TIERRA

  • Miguel

FAMILIA OLIVARES
_MG_9546

_MG_9922

_MG_9537

_MG_0111

_MG_0124

_MG_7489

_MG_0104

_MG_9488

_MG_9039

_MG_9366
_MG_9625

_MG_9626

_MG_9716 _MG_9834

_MG_9905

_MG_9907

DCIM100MEDIADJI_0066.JPG

IMG_3742

_MG_9057

IMG_7458

IMG_7529
IMG_7583

IMG_7599

IMG_7601

IMG_7623

sabekmercurypanoII

IMG_0149

IMG_0147

_MG_9318

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-07-30 a la(s) 15.10.05
Domingo, julio 30th, 2017

michael kenna, momentos únicos

- ART Photography -
Olga Khaletskaya (16)
Domingo, julio 30th, 2017

olga khaletskaya, libertad creativa

- ART Collage -
Katsushika Hokusai (16)
Domingo, julio 30th, 2017

las pinturas del mundo flotante de katsushika hokusai

- ART Illustration Painting -