CULTURE | , , ,

#lamonopleasures: aire de barcelona, un oasis urbano



z

En la sociedad moderna, llevamos un nivel de estrés tan alto que decidir dedicarnos un tiempo exclusivamente para nosotros es casi una utopia. Invertimos tanto tiempo en pensar en el futuro que se nos olvida disfrutar del presente y de las posibilidades que nos ofrece. Y nos lo estamos perdiendo. Pero hay solución: parar y darte cuenta que aquello del carpe diem no es algo banal o frívolo, sino que es una necesidad totalmente lógica. Por eso existen lugares como Aire de Barcelona, oasis urbanos en los que desconectar la mente y no oír nada más allá que una relajante música oriental y el sonido del agua. De repente, atraviesas su gran puerta de madera y las trivialidades cosmopolitas quedan atrás. Tus sentidos viajan en el espacio y tiempo y te ves en otra época. Los diferentes perfumes que inundan el aire y la música te envuelven, y te rindes: la única opción es dejarse llevar.

La fórmula de este spa urbano se repite en ciudades como Nueva York, Sevilla, Almería o Vallromanes. En Barcelona, las instalaciones se han adaptado a unos antiguos baños romanos, por lo que se respira historia. Los romanos hacían del ritual del baño todo un acontecimiento social, y aquí no va a ser menos. La entrada al spa se hace repartida en hasta ocho turnos, para no masificar una experiencia que ante todo es con uno mismo. Absolutamente todo está pensado para que el visitante pueda llegar al estado de relajación óptimo y así exprimir al máximo su estancia allí: el olor a incienso, la luz tenue de las velas, el silencio, la temperatura y su exquisita selección de tés que puedes tomarte, de camino entre piscina y piscina, mientras te sientas en uno de sus mármoles calientes. Y el resto, un paraíso terrenal: seis piscinas (hidromasaje, agua salada, y una por cada variación de temperatura, desde la fría, pasando por la helada, la caliente y acabando por la templada), una sauna y una zona para masajes y tratamientos que puedes contratar aparte, como masajes desde 15 minutos a 1 hora, exfoliaciones corporales sobre piedra caliente (ritual Al-Aldalus), masaje a cuatro manos o tratamientos faciales con productos de Natura Bissé. Incluso puedes poner la guinda del pastel pidiendo uno de sus extras, como una copa de cava, chocolate o zumos y brochetas de frutas. Tanto si es en soledad como en pareja, hay que aprender a escucharnos y, de vez en cuando, mimar nuestro cuerpo dándole una merecida dosis de relajación y, sobre todo, silencio. Damos fe: no te arrepentirás. F: Alba Cobo

a

d

e

g

h

y

i

j

k

m

w

u

o

s

v

q

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

5
Lunes, enero 23rd, 2017

video: a breeze in the city, poesía a bordo de una tabla

- BOARDSPORTS CULTURE Films Skate -
Libros_161996660_18656392_1706x1280
Viernes, enero 20th, 2017

fin de semana de poesía: la obra de pizarnik como nunca la habías visto

- Agenda Books CULTURE EVENTS -
mind-reading
Viernes, enero 20th, 2017

flash: facebook contrata a neurocientíficos para descubrir cómo leer nuestra mente

- CULTURE Society -