ART, Painting | , , ,

#lamonoCHATS: roxanne, el arte de la sinceridad



ropartist

Barcelona, sin duda, está llena de sorpresas. Ya hace tiempo que el Raval ha conseguido ser el barrio por excelencia que acoge a todos los artistas emergentes de la ciudad. Pero nunca me hubiera imaginado que escondería una combinación tan poco frecuente como una galería de arte en el sótano de una oleoteca: La Chinata. Cremas, aromas y aceites comestibles de todas clases. Las más excéntricas innovaciones pero, a la vez, las atractivas y jamás imaginadas. Allí estaban todas. Tanta sorpresa y fascinación en un ambiente tan acogedor parecía insuperable, hasta que descubrí que había otra planta bajo las escaleras metálicas de la tienda. No había ninguna señal de prohibido el paso y se escuchaba un mix de música clásica con electrónica. Nada cuadraba y esa atmósfera tan distintiva me impulsó a bajar los escalones.

No me lo creí. El marrón y gris gastado de las paredes rústicas de piedra que trazaban el perímetro de la sala contrastaba con los colores que empapaban las ilustraciones expuestas. Os lo aseguro, que a nadie se le ocurra dar una vuelta para ver que se cuece por allí. Nada de ver ni pasearse. El magnetismo que desprenden cada una de las obras y que clava los ojos del público en cada uno de los detalles del lienzo es sobrenatural. Y ya puedes observar, reflexionar y pensar que coincidir con el mensaje que quiere transmitir la artista es de todo menos fácil. T: Júlia Martinell

_MG_1826

“El arte debe salir del corazón”, esto decía la abuela de Roxanne Bart, que en su tiempo de lucidez era una gran escultora. La abuela de Roxanne, alias “Ro” (con pronunciación francesa, sino no estáis hablando de la misma persona), nunca la enseñó a dibujar ni a pintar. El arte se lleva dentro y cada uno encuentra su momento para externalizarlo, si es que llega el momento. Muchos mueren sin destapar esa vena artística latente y, otros, una vez desparecidos los coágulos que les impiden crear, hacen que la inspiración fluya y circule sin límites.

Ro tenía veinte años cuando descubrió que necesitaba exteriorizar todo lo que sentía. Todo empezó con un novio graffitero al que quería sorprender. Se puso a dibujar para impresionarlo, así que ni la motivación ni el esfuerzo faltaron. Tal vez el chico no se quedara con la boca abierta pero en poquísimo tiempo Ro vendió su primera obra por 50 euros. Tenía el dinero en su bolsillo y una nueva pasión, recién salida de los más profundo de su corazón, lista para enfrentarse al mundo.

Captura de pantalla 2017-04-07 a las 13.32.33

“I live in Barcelona”

Hace cuatro años que se dedica al retrato, pero no os penséis que son retratos comunes. Sus retratos merecen que se invente otra tipología derivada de esta categoría: un híbrido de retrato, collage y sinceridad. Pero dejémonos de términos y tecnicismos porque esta chica parisina es autodidacta, ha estudiado derecho y ahora hará un master de Marketing. Aunque para nada se dedicaría a la abogacía, demasiado frío para una persona sensible. Hace cuatro años que vive en Barcelona, donde se le han abierto las puertas a la creación artística gracias a su inmenso amor por el arte. Dibuja sin filtros para plasmar sus sentimientos y no lo hace aposta, es algo incontrolable.

Muchas son las historias que se esconden detrás de cada una de las explosivas obras de esta artista extrovertida y llena de energía. Y no solo gira entorno de la ilustración. Está abierta a trabajar con música, skate, gastronomía y todo lo que tenga relación con la capacidad de expresión. Su objetivo es crear una identidad para su marca y, para consolidarla como ella quiere, busca colaborar con otros artistas, debatir y crear arte en equipo. Esta joven de 25 años tiene mucho que decir y expresar en esta vida tan impredecible donde solo importa que tengas las cosas muy claras. No busca crear obras puramente decorativas, sino cargarlas de energía y emoción. Se inspira en gente real, en el contacto que establece con las personas y en lo que percibe de estas relaciones entre individuos, seres vivos y objetos. Y a quién no le guste… que no mire. La diversidad en el arte no existiría sin artistas honestos dispuestos a tomar el riesgo que comporta decir la verdad.

_MG_1739

“Odio las aceitunas. Pero un día tenía tanta hambre que tuve que comérmelas. Dibujé una aceituna enorme, porque aunque fuera pequeña, para mí era una pesadilla gigante y un poco asquerosa. Mucha gente me dice que es un cuadro con un fondo sexual. Aunque yo no lo veo.”

¿Podrías vivir solo siendo artista? Nunca me lo he planteado. Creo que si me sintiera obligada a crear arte para ganarme la vida, mis obras dejarían de ser tan sinceras. Para mí, todas las ilustraciones conforman un diario personal de mi vida. No tengo mucha técnica pero yo me centro en las emociones y sentimientos que quiero plasmar. La verdad, no hay nada de objetividad en lo que hago.

¿En qué te inspiras? En la gente. Pero no busco que a la persona le guste, busco retratar tal y como yo lo siento.

¿Por qué todas tus obras son tan coloridas? ¿Qué significan tantos colores? Pinto por la noche y mi piso no tiene buena luz. Así que me gusta pintar con velas porque el efecto de su luz  encima del dibujo me da la impresión de que pinto bien… Como es tan oscuro necesito ver los colores, por esto tienen un papel tan importante.

¿Alguien se ha enfadado alguna vez al ver como lo has dibujado? ¡Sí! ¿Por qué te piensas que no dibujo chicas? No lo soportan. Ahora ya no quieren que las retrate.

Captura de pantalla 2017-04-07 a las 13.32.09

“Odiaba una chica de la uni, era muy mala y muy dura. Me hacía la vida muy difícil y un día me presentó a su hija. El bebé me inspiró para sacar todo el rencor que tenía hacia ella.”

 

¿Qué reacción esperabas del público cuando viene a tu exposición? Un ambiente de personas interesadas. Me encantaría encontrar a alguien que se sintiera identificado en la emoción que expresa el cuadro. No todo siempre es bonito y lindo y a veces se tienen que mostrar algunos temas y situaciones más controvertidas.

¿La gente entiende el mensaje que quieres transmitir? He recibido mensajes de gente de Nueva York y otras ciudades diciéndome que tomamos las mismas drogas. Pero yo no me drogo, nunca. La gente retratada se ríe. Pero el público nunca me dice nada más allá de insultos con rabia o un “me gusta”. Pero nadie justifica su opinión. Creo que, en muchas ocasiones, mis obras incomodan y ponen nervioso al espectador.

¿Algún caso en el que tu mensaje haya sido completamente mal interpretado en alguna obra? Un día retraté a un niño de tres años que vi en un parque quejándose. La madre le dijo “bébete esto y cálmate”. Pero era café y le provocó todo el efecto contrario a tranquilidad. ¡El niño se puso nerviosísimo! Fue una situación que tuve que retratar. Así que lo dibujé con máscaras colombianas y fantasmas saliendo de ellas que se dirigían al cuerpo del niño. Me encantaba mi obra, porque era muy mística. Hasta que un día recibí un mensaje donde me preguntaron por qué había dibujado un niño violado por un fetiche africano… Me quedé estupefacta, lo miré y vi lo mismo. Me traumatizó tanto que ahora tengo el cuadro escondido bajo la cama y lo he borrado de todas las redes sociales. Pero no me atrevo a tirarlo.

Captura de pantalla 2017-04-07 a las 13.31.37

“Un pez muy lindo se come la pata de un pájaro enorme. Era un día que había pasado un examen muy difícil y me sentía como el pez, guerrera e invencible. Cuando ves la pata del pájaro, el pez puede dejar de ser tan bonito. Pero sin una escena así, el cuadro dejaría de expresar está capacidad de superación y fuerza que quería transmitir.”

A la hora de crear, ¿te agobia la incertidumbre de no saber lo que percibirá el público de tus obras? No, porque algunos de mis cuadros me parecen horribles. Los quiero tirar y luego hay gente que les encanta y me lo impiden.

¿Quieres que la gente se cuelgue estos cuadros en su casa? A mí me cansaría ver cada mañana algunos cuadros de los que he hecho. Pero el arte es sorprendente y nunca sabes a quién la va a gustar y a quién no.

¿Qué te llamó la atención del arte? Empecé a escribir un libro hace cinco años. Me puse en contacto con ilustradores que quisieran participar en un relato para niños voluntariamente. Muchos participaron. La trama explica historias de personas que han sufrido enfermedades psicológicas como esquizofrenia. Estas personas suelen ver cucarachas continuamente en la boca de la gente, monstruos o los elementos más temidos en rincones donde realmente no hay nada. Son alucinaciones y quería plasmar estas visiones que muchos no conocen. El libro se llama “el doblador” y se puede considerar de ciencia ficción. El objetivo es consolar a los niños y los adolescentes que se encuentran en esta situación de soledad e incomprensión y hacer reflexionar sobre este tema más tabú a los niños que nunca han sufrido una enfermedad mental.

¿Ha tenido éxito? No, las casas de edición me han dicho que es demasiado pesado para un público infantil. Tiene 300 páginas pero son necesarias para explicar todo lo que considero importante en este conjunto de historias. Por esto, ahora haré un audiobook, para convencer a la gente de que vale la pena. También impulsaré un crowdfunding para traducirlo del francés al español.

¿Proyectos en mente para el futuro? Quiero crear una atmósfera de mi marca con creaciones que se identifiquen en ella. De momento, estoy haciendo un vídeo con una chica que hace pasteles. Es parecido a un videoart pero será un tipo de vídeo que aún no se ha visto en Youtube. El objetivo es dar a conocer una receta de forma artística y original.

Rainbow, por Ro en Oleoteca La Chinata, Barcelona. Hasta el 30 de abril.

eating paris

“Eating Paris”

long hair long story

“Long hair, long stories”

coffee

“Need More than coffee”

feed with love

“Feed him with love”

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Jennifer Abessira (17)
Sábado, mayo 27th, 2017

elastique by jennifer abessira

- ART Photography -
DOTMASTERS (13)
Sábado, mayo 27th, 2017

dotmaster, ilusiones realistas

- ART Streetart -
David Bowie (16)
Sábado, mayo 27th, 2017

expo: así fue bowie

- Agenda ART EVENTS -