ART, Photography | , , ,

#lamono114 VOYEUR featuring… Kohei Yoshiyuki



large-ky-01

Untitled, 1973 From the series The Park Gelatin Silver Print 20″ × 24″

Encuentros furtivos

Como una hermosa seta, grande y misteriosa, Kohei Yoshiyuki surgió de la nada para después volver a desaparecer con la llegada del frío gélido. Concretamente, como una de esas setas bioluminiscentes que en la temporada de lluvias crecen en varias zonas de Japón. Su luz verde, suave y discreta, ilumina las oscuras noches, convirtiéndose en una antorcha natural que todo lo ve. Kohei Yoshiyuki (Hiroshima, 1946) también brillaba en la oscuridad, aunque nadie pudiera percibirlo y su luz no fuera natural, sino inducida por sus ganas de indagar en mundos desconocidos. O más técnicamente, por las bombillas de flash infrarrojas que, combinadas con la película también infrarroja de Kodak, conseguían que su cámara de 35 mm captara lo que el ojo humano no puede ver.

Eran los años 70 cuando este fotógrafo comercial se adentró furtivamente en la extraña escena que al caer la noche cobraba vida en los parques de Tokio. Todo empezó cuando una noche, paseando con un amigo por Shinjuku, percibieron que algo se movía entre la maleza. Era una pareja teniendo sexo. Lo que más llamó su atención no fueron sus demostraciones afectivas, sino unos seres silenciosos que les rodeaban con sigilo y observaban atentamente todos sus movimientos. A todos esos mirones, aquella actividad debía proporcionarles la emoción de la que sus vidas carecían. La verdad es que aquellas escenas de sexo entre desconocidos creaban una gran expectación y era inevitable hacerse preguntas y sentir curiosidad.

large-ky-02

Untitled, 1971 From the series The Park Gelatin Silver Print 20″ × 24″

Más tarde, Kohei Yoshiyuki se enteró de que no era una actividad aislada, sino que se reproducía en otros parques de la capital nipona y decidió que debía investigar más. Así que por un tiempo combinó su trabajo de fotógrafo comercial con sus escapadas nocturnas, en las que, cargado con su cámara, documentaba los encuentros íntimos y todo lo que los envolvía. Podría decirse que, aunque la finalidad no fuera la misma, él mismo se estaba convirtiendo en un mirón más. Un voyeur observando a otros voyeurs. Lo más sorprendente y emocionante de todo era que las parejas de enamorados estaban tan enfrascadas en su historia de amor que no se daban cuenta de que a unos pocos metros, o puede que centímetros, tenían a unos fervientes espectadores escuchando su respiración entrecortada y observando cada detalle. A veces, éstos incluso se atrevían a tocarles, acariciarles o rozar ligeramente su piel, algo que ya podía considerarse acoso.

Pero más que la cuestión ética detrás de todo esto, a Yoshiyuki le preocupaban las dificultades técnicas que suponía pasar desapercibido entre aquella gente cargado con una cámara y conseguir que la luz infrarroja capturara los momentos clave. Sus incursiones duraron ocho años y de ellas surgió su serie ‘The Park’, que en 1979 fue expuesta en una galería de Tokio. La exposición fue tan singular como sus fotos; los espectadores debían avanzar en una sala oscura y acercarse a las fotografías impresas a tamaño casi real, escudriñarlas y examinarlas, experimentando en sus propias carnes lo que era ser un mirón. Al terminar la exposición, que causó gran revuelo y recibió críticas de admiradores y detractores, Yoshiyuki destruyó las impresiones. Durante un breve período, su trabajo estuvo en todas las grandes galerías y museos internacionales como el MoMA o el Museo de Fotografía Contemporánea de Chicago y se publicó un libro con sus fotografías, titulado ‘Document Kouen’ (1980). Pero al poco tiempo, Kohei Yoshiyuki desapareció de la escena artística para no volver. Como una seta, grande y hermosa, que nace de la nada para ser el foco de atención de todos y, de un día para otro, al contactar con la luz del sol, desaparece. Ni siquiera el nombre de Kohei Yoshiyuki era real, sino un pseudónimo tras el cual escondía su auténtica identidad. La de un discreto fotógrafo de anuncios que solo visita los parques de día y nunca ha fisgoneado en la vida de desconocidos. T: Vicky Navarro

Puedes leer la entrevista completa en español e inglés consiguiendo tu copia de nuestro nuevo issue #lamono114 VOYEUR de  septiembre-octubre, aquí. Para recibir la revista en tu casa puedes suscribirte enviando un e-mail a suscripcion@lamonomagazine.com

large-ky-03

Untitled, 1973 From the series The Park Gelatin Silver Print 20″ × 24″

large-ky-04

Untitled, 1971 From the series The Park Gelatin Silver Print 20″ × 24″

large-ky-05

Untitled, 1971 From the series The Park Gelatin Silver Print 20″ × 24″

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Bootsy Holler (8)
Domingo, diciembre 17th, 2017

modern myths by bootsy holler

- ART Photography -
Captura de pantalla 2017-12-17 a la(s) 12.31.24
Domingo, diciembre 17th, 2017

ouzo kim, inspiración renacentista

- ART Collage -
Captura de pantalla 2017-12-17 a la(s) 12.11.04
Domingo, diciembre 17th, 2017

los estilosos animales de eva fialka

- ART Illustration -