EVENTS, FEATURES, lamono | , , ,

lamono #105: smelling your steps by juan diego valera



Todo lo bueno y lo malo que sucede en el mundo se debe a la falta o exceso de sexo. Ya lo sabemos, Oscar Wilde lo dijo: cada cosa que hacemos en esta vida tiene que ver única y exclusivamente con él, excepto el sexo mismo, éste no es más que una voluptuosa relación de poder entre dos o más personas. Extraño, ¿verdad? Pero si lo piensan, es así. Desde que se despiertan nuestras pasiones en la adolescencia, pasa a ser parte esencial en nuestros pensamientos diarios. Por lo menos en lo que a mí respecta, no paso un día en el cual no vea a una desconocida en la calle y me den ganas de follármela, sin nombres, sin ataduras, sexo puro y duro. Follármela sólo porque está buena, y apenas finalice mi orgasmo, desecharla, con una sonrisa en la cara, más feliz que un cachorro con dos colas, porque buen polvo soy. Me gusta creer que no soy el único que piensa así, y aunque se dice que la promiscuidad es una característica propia de los hombres, estoy seguro que las mujeres son igual o más cachondas, aunque más emocionales también, por eso sus fantasías son mucho más elaboradas, pero ese es otro tema. En fin, de no ser así, de no ser por la constante excitación sexual en la que vive el mundo, no existirían prácticas como el cruising o el dogging. ¿Saben de qué les hablo?

7969-juandiegovalera

Porque yo hasta hace muy poco lo único que sabía de él, es que era practicado por homosexuales y que George Michael alguna vez tuvo un lío por hacerlo en alguna carretera de Inglaterra o algo así. De haberlo sabido… lo que me estaba perdiendo… Una de las características principales del cruising o el dogging, es que se debe realizar en un lugar público, donde corres el riesgo de ser visto, ¿cuál es la diferencia entre los dos? El cruising es cuando la actividad recreativa, por llamarla de alguna manera, se lleva a cabo entre dos personas del mismo sexo, en cambio, el dogging es una práctica heterosexual. Cruising o doggingdogging o cruising… al final la idea es que todos quedemos satisfechos, ¿no? Muchos ahora harán de jueces y las catalogarán de superficiales, hedonistas o hasta cochinas, a estos últimos debo decirles, en el sexo no debe existir la palabra “asco”, ni ninguno de sus sinónimos, cuando hay asco en el sexo, éste va a ser decepcionante. Yo por mi parte considero la práctica del cruising o el dogging completamente honesta y válida, porque dejamos de lado todos los prejuicios que nos llevan a vincular el sexo con la culpa, el cual es un error fundamental. Yo amo a las mujeres, el ideal de la mujer y a todas ellas, si fuera por mí, haría el amor con cada una de ellas, de una manera real, estableciendo una conexión profunda, un momento de pasión y comunión con el más allá. Sin ningún compromiso, porque los compromisos traen ataduras y expectativas, dos cosas que seguro acarrearán problemas y desencadenarán sentimientos de frustración. Nacimos, vivimos y morimos solos. Sólo el sexo nos trae una compañía real, aunque ésta se acabe cuando nos vestimos.

8320-juandiegovalera

41°22’07.0″N 2°09’19.2″E

Aquí estamos, estas son las coordenadas. No vale la pena mencionar el lugar, que permanezca en misterio. Caminamos entre árboles, el olor es fuerte, ningún niño debería pisar jamás este suelo. Un suelo lleno de condones usados. Jamás olvidaré esta imagen. Cuánto sexo han presenciado estos árboles. Todos estamos un poco nerviosos, agradecemos la cerveza y el ron para entrar en calor, no sólo corporal, es necesario calentar el libido para perder la vergüenza y aumentar la excitación. Poco a poco las prendas van cayendo por el suelo; mujeres, hombres, manos, lenguas, piernas, culos. Paraíso. Así era el Edén pero nos lo arrebató la conciencia. Antes de esta experiencia, jamás había estado en un lugar parecido, y aquí estoy, sin poder borrar esta sonrisa de mi cara. Todo sería más fácil si cada uno hiciera lo que se le viene en gana y nadie se tomara nada personal. Difícil, casi imposible. Pero esta vez la situación nos obliga a hacerlo, mientras el alcohol ayuda; elixir del pecado mortal, potenciador del divino deseo. Los deseos dejan de ser placeres cuando quedan desprovistos de goce. Después de diez minutos a nadie le importa que cada paso se dé sobre una alfombra de látex, más de uno tiene ganas, ganas de besos, de saliva ajena, de cancanear mientras todos los demás observan. La conexión es esencial, debe existir para que haya química, interés. Esa sensación cuando alguien te mira, sabes que te desean, sea debido al intelecto, físico, sentido del humor, a cada uno nos mueven diferentes cosas, aunque en muchos casos la curiosidad también toma partido.

8002-juandiegovalera

Es esto lo que permite que el sexo sea espectacular, ya que un polvo malo es peor que ningún polvo, en eso debo ser claro. El sexo merece respeto. Si se quiere ser libre, se debe aceptar la responsabilidad que ello implica. Con la noche llega la oscuridad, cada flash ilumina nuestro ego engrandecido, somos estrellas, así se deben sentir Alexa Tomas o Nacho Vidal. Una estrella resplandeciente dentro de un inmenso mar de placer, en el cual toca tener cuidado para no perder la cabeza. Porque con el sexo, al igual que con la comida, entre más disfrutamos, más queremos. Pronto la noche llegará a su final, y esta experiencia quedará en el olvido, en el olvido de lo que seremos, porque para eso es el futuro, para no recordar jamás el pasado. Si nuestro presente fuera del todo satisfactorio, el pasado no existiría. La cámara se apaga, los cuerpos quedan ocultos tras la ropa que viste nuestras inseguridades, y sin despedirnos, cada uno parte a casa, con alcohol en la sangre y la confianza en las nubes.

8433-juandiegovalera

Este concepto da tela para cortar, y gracias a él hicimos un shooting fantástico bajo la dirección del fotógrafo Juan Diego Varela, quien logró transformar esta idea en una gran momento con un gran resultado. Cuando de la mano del trabajo, la diversión sobrepasa todas las expectativas, sabes que las cosas están bien hechas, con la guía de un gran maquetador, quien nos llevó a darlo todo frente a la cámara. Un editorial de moda sin precedentes. Come on, smell my steps. T: Felipe Duarte / Concept & photos: Juan Diego Valera / Video by: Valca Photo

7712-juandiegovalera

7749-juandiegovalera

7812-juandiegovalera

7878-juandiegovalera

7919-juandiegovalera

7760-juandiegovalera

8292-juandiegovalera

7638-juandiegovalera

8211-juandiegovalera

8228-juandiegovalera

8292-juandiegovalera

8468-juandiegovalera

8188-juandiegovalera

8509-juandiegovalera

8515-juandiegovalera

8540-juandiegovalera

8601-juandiegovalera

8704-juandiegovalera

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

12764351_10208771051464768_2577490019605307863_o
Viernes, febrero 24th, 2017

#lamonoCHATS: llega the rural workshop en su mejor edición hasta la fecha

- Agenda ART EVENTS -
Captura de pantalla 2017-02-23 a la(s) 15.00.13
Jueves, febrero 23rd, 2017

#lamono111 EMPTY featuring…. maria gruzdeva

- FEATURES -
Captura de pantalla 2017-02-20 a la(s) 18.28.18
Lunes, febrero 20th, 2017

bliss by la terrrazza barcelona vuelve para carnaval

- Agenda EVENTS -