CULTURE, Destacado2, Society | , ,

a. boogert y su clasificación de colores pre pantone



Boogert4

Todos conocemos qué es Pantone. Por un lado una empresa, claro está, y por otro, los creadores del Pantone Matching System, el sistema de identificación y clasificación del color más usado del mundo. Aunque existen otros sistemas, el Pantone es el más reconocido y por eso, las artes gráficas no serían lo mismo sin este sistema de control de paletas y tonalidades. Las gamas que maneja son infinitas y se utilizan en diversos campos, desde el diseño web a la pintura o el interiorismo. Cada color tiene un código para obtener la mezcla perfecta, haciendo el trabajo más fácil a creadores y diseñadores, pero, ¿qué existía antes del Pantone?

Pantone fue creado por Lawrence Herbert, un joven químico que en 1956 fue contratado por la imprenta M&J para que ordenara los distintos colores que se usaban y así no tener que hacer pruebas cada vez que se utilizaba una tinta. Herbert lo hizo y posteriormente compró Pantone, donde hizo la famosa guía que todos conocemos.

“Se ha encontrado un libro en holandés donde, de forma más rupestre, se muestran muchas de las mismas gamas de colores y sus mezclas para conseguir nuevos tonos”

Pero (sin quitarle mérito a Herbert) siglos atrás, exactamente 271 años antes, alguien tuvo la misma idea y la ejecutó, de forma más analógica, pero la tiró para adelante. Y es que se ha encontrado un libro en holandés donde, de forma más rupestre, se muestran muchas de las mismas gamas de colores y sus mezclas para conseguir nuevos tonos. En 1692, cuando ni existía la universidad donde el creador de Pantone había estudiado, un artista llamado A. Boogert hizo un libro llamado Tratado de Colores Empleados en la Pintura a la Acuarela. El libro mostraba los colores puros y sus variaciones según la cantidad de agua mezclada con la pintura.

Seguramente el libro era lo mismo: una guía para artistas sobre los distintos colores que se pueden usar y la cantidad de agua necesaria para conseguirlo. Pero el libro quedó en el olvido hasta 2014, cuando Erik Kwakkel, historiador especializado en manuscritos, encontró el libro en unos archivos y lo dio a conocer a través de su blog. Es extraño que tan solo él y un estudiante que está haciendo su tesis doctoral de éste manuscrito, sean las dos únicas personas interesadas en el precedente de algo tan importante como Pantone. El documento es increíble y hay que darle su justo mérito: es el triunfo de la voluntad y el precedente de la idea que ha revolucionado el mundo de las artes gráficas. Muy interesante.

Boogert1

Boogert9

Boogert7

Boogert10

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

CS-160604_3858_(c) Christopher Stark
Jueves, marzo 30th, 2017

#lamonopleasures: brummell kitchen, cenas bajo las estrellas

- CULTURE -
Aitor foto
Miércoles, marzo 29th, 2017

#lamonoCHATS: aitor saraiba, entre las zarzas

- ART Books CULTURE Illustration -
stephen1
Martes, marzo 28th, 2017

flash: stephen hawking, a las puertas de cumplir su sueño

- CULTURE Society -