ART, Painting, Society | , , ,

black wars: ¿le puede pertenecer a alguien un color?



Captura de pantalla 2017-04-03 a las 13.09.27

La guerra de los colores ya ha llegado y, mientras unos defienden el libre acceso al material deseado para poder expresarse sin ningún tipo de restricción, otros solo buscan el propio beneficio. Suena una broma, pero hay colores que los artistas jamás podrán utilizar porque son propiedad privada. Todo empezó cuando el artista Anish Kapoor creó el Vantablack, el color más negro de todos los negros. Esta clase de pigmento se absorbe hasta un 99% de luz y podría haber sido muy útil para muchos artistas. Fue una verdadera pena que Kapoor, a pasar de contar con el soporte del laboratorio británico de nanotecnología Surrey NanoSystems, se quedara todos los derechos de copyright para él.

Después y como era de esperar, el mundo del arte se reveló en contra del egocentrismo y defendían el valor y la necesidad de compartir el arte. Entre protestas contra el dominio exclusivo de los colores, apareció Stuart Semple, quien decidió declarar una guerra para darle respuesta a Kapoor con su propia medicina y, así, se inició una confrontación. Semple cogió el rosa más rosa y el brillante más brillante del mercado y prohibió su acceso a Kapoor. Aunque esto no es todo, el artista recientemente ha hecho un descubrimiento que aún ha puesto más tensión al desafío. Desde hace doce años que trabaja en la pintura que genera el efecto del agujero negro con colaboradores, artistas, científicos y expertos de cosméticos. Después de tanto esfuerzo lo han conseguido: un negro que no refleja casi luz llamado “Black 2.0”, aún más negro que el antecedente de Kapoor. Según Semple, este tono ha sido obra de toda la comunidad artística y debe compartirse con todo el mundo. Bueno, todo el mundo menos una persona: Kapoor, a quién se ha dejado claro que no puede obtener el color por ningún medio.

Captura de pantalla 2017-04-03 a las 13.07.43

Además, han prohibido que nadie pueda comprar el color para ofrecérselo a Kapoor y han asegurado emplear medios para controlar que el contrincante no se salga con la suya. Se respira mucha tensión y, para añadirle más cizaña, Semple ha asegurado que el negro que él ha creado tiene muchas ventajas más que el Vantablack, que a parte de ser tóxico, no se puede exportar a otros países. El “Black 2.0”, en cambio,  es un negro que la mayoría puede utilizar para fines artísticos y a un precio razonable para que casi todo el mundo se lo pueda permitir. La verdad es que está muy bien conseguido, hasta el punto de que con fundas de este color negro, las esculturas en 3D pierden su tridimensionalidad. Y, ¿ante este descubrimiento cómo ha respondido el rival? De momento el creador de Vantablack, Surrey Nanosystems, va a contraatacar con el invento de un nuevo negro aún más oscuro que absorbe láseres y parece realmente un agujero negro. También han creado una versión para pintura spray llamada Vantablack S-VIS. ¿Cuál será la próxima que impulsará la comunidad artística? La lucha para democratizar los colores sigue en marcha.

Captura de pantalla 2017-04-03 a las 13.10.03

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

PlazaSalut
Miércoles, junio 28th, 2017

open call: este muro de 400m2 busca artista

- ART Streetart -
keithharing
Martes, junio 27th, 2017

#lamonoINSIGHTS: la obra más espectacular de Keith Haring está en un baño

- ART Streetart -
Diana_Kim
Lunes, junio 26th, 2017

#lamono113 entschuldigung is coming: 4 artistas sobre el perdón y la redención

- ART Destacado2 Photography -