ART, FEATURES, Highlight 4, Photography | , , ,

entrevista: zaida kersten, my white desert



22

Zaida Kersten vive y trabaja entre Barcelona, París y Oaxaca. En el invierno de 2011 se refugió en una cabaña de madera sin agua corriente ni electricidad en la isla de Lenje, en medio del desierto blanco de la Laponia finlandesa con temperaturas que oscilaban entre los 15 y los 25 grados bajo cero. Zaida decidió plasmar su experiencia en el portfolio My White Desert: el frío, la soledad y aquello que se descubre sólo en los extremos. Como venimos haciendo cada semana, Zaida es nuestra participante favorita del concurso de fotografía Absolut Portfolios. El primero en ser escogido fue Juan Cruz Durán y su portfolio Dreamers, presentado en la categoría de Nuevo Documentalismo. La segunda ha sido Zaida Kersten Morales y su portfolio My White Desert, presentado en la categoría de Fotografía de Autor. Si eres fotógrafo, recuerda que puedes participar en esta categoría hasta el 12 de junio. Si eres fotógrafo, puedes leer toda la información sobre cómo participar aquí.

Háblanos un poco de tus comienzos y de tu carrera como fotógrafa. A los 14 años mi padre me regaló mi primera cámara. Y empecé a tomar fotos de mis viajes. Mientras estudiaba periodismo descubrí el laboratorio B&N y me fascinó. Tras terminar la carrera comencé a trabajar como redactora en el servicio de infografía de la Agencia France Presse en París. La fotografía seguía siendo una pasión y tomé varios talleres durante algunos años hasta que en 2005 decidí lanzarme a estudiar fotografía en la escuela Centre Iris de París. Allí descubrí la magia de los procedimientos antiguos de fotografía. Continué trabajando para la AFP hasta que en 2010 decidí dejar el periodismo para consagrarme a mis proyectos fotográficos. Desde 2007 he presentado 8 exposiciones individuales entre París, Barcelona y Oporto. Actualmente sigo trabajando con cámara analógica, casi exclusivamente en B&N y continúo aprendiendo los secretos de la alquimia fotográfica. Desde junio de 2012 estoy representada por la agencia francesa Agence Révélateur.

¿Qué te llevó a encerrarte sola en una cabaña? La idea de aislarme en una cabaña en la Laponia finlandesa no era nueva. Hacía tiempo que deseaba hacerlo pero nunca era el buen momento. Quizás porque no estaba preparada. En invierno de 2011, después de dejar mi trabajo como periodista y de realizar un viaje a la India, llegó el momento. De repente sentí una gran necesidad de estar sola conmigo misma lejos de todo, y me lancé a esta aventura.

¿Qué buscabas? Aparte de conocer una realidad diferente, un paisaje y modo de vida distintos; mi gran reto era convivir, por primera vez, sola conmigo misma. Pensaba que de esta manera, aislada y en cierta manera incomunicada, sería capaz de conectar con mi yo interior para poder comprender, conocerme más y crecer como persona.

¿Qué encontraste? Mucho miedo y mucha soledad. Nunca pensé lo duro y doloroso que iba a ser confrontarme a mí misma. Tantos recuerdos y tanta nostalgia… De repente todos mis fantasmas interiores comenzaron a salir para asediarme. El enfrentamiento abrió muchas heridas, pero también el corazón. Por primera vez, surgió el perdón verdadero y la compasión. De pronto, todo era amor, todo era fluido y simple.

Echando la vista atrás, ¿fue una buena experiencia en general? ¡Desde luego! Realmente ha sido una experiencia que ha marcado un antes y un después en mi vida. Aprendí a conocerme un poco más y descubrí lo que es ser presente, estar en sintonía con la naturaleza y el universo sin esperar nada. Es cierto que la vivencia no estuvo exenta de dolor y sufrimiento, pero al final me sentí invadida por una sensación de paz y bienestar tan grande que nunca antes había sentido. Fue muy hermoso. Ahora entiendo que lo que viví fue una especie de proceso purificador en el que me deshice de muchas impurezas interiores.

¿Fuiste a la cabaña con la idea de hacer una serie de fotos o la idea apareció mientras estabas allí? Yo ya iba con la idea de hacer una serie fotográfica, pensaba en hacer algo sobre el paisaje. Pero días antes de la partida me quedé como en blanco, de repente no tenía claro qué quería hacer. Por eso decidí llevar todo tipo de material: Leica M6, Mamiya C330, carretes en color y en B&N, de 35mm y de 120mm. Ante todo se trataba de vivir una experiencia personal, pero aún así me agobiaba bastante no saber lo que quería hacer a nivel fotográfico. Luego pensé que lo mejor era dejarse llevar, la idea surgiría por sí sola. Y así fue. Por tanto, puedo decir que el proyecto de realizar un diario íntimo apareció mientras estaba en la cabaña.

¿Qué quieres o qué pretendes que exprese My White Desert? My White Desert es un testimonio de la realidad que viví en la isla de Lenje. Es un diario íntimo que retrata mis sentimientos y emociones a través de la vida cotidiana en la isla y del entorno que me rodeaba. Lo que quiero expresar es mi lucha interna, mi confrontación y mi liberación. Todo el proceso emocional que vivo, desde el miedo, la soledad, la tristeza y la locura, hasta la aceptación y la calma. Pero también quiero mostrar esa naturaleza que me rodea, increíblemente hermosa, frágil y amenazadora, que me va envolviendo poco a poco hasta devorarme totalmente… Y liberarme.

¿Qué crees que sentirá la gente al mirar tu portfolio? Quizás a algunas personas se les remueva algo por dentro. A lo mejor sentirán la soledad, palparán el miedo y la locura o percibirán la serenidad. Quizás se identifiquen, o simplemente contemplen la belleza perturbadora del paisaje.

¿Qué es lo más sorprendente que descubriste durante tu retiro en la cabaña? El silencio. Sin duda alguna, lo más sorprendente y sobrecogedor fue el silencio. Nunca antes había conocido un silencio así, implacable, absoluto, opresor. A veces tenía que hablar en voz alta para escucharme y comprobar que no estaba sorda. Ese silencio contribuyó a que me sintiese todavía más sola. Por momentos me atemorizaba y me enloquecía. Pero poco a poco fui acostumbrándome a él, aceptándolo y al final toda yo era silencio y calma. En mi retorno a la vida normal, necesité un tiempo para volver a hablar y para acostumbrarme de nuevo al ruido.

020506101314copia19152023

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Saul-Leiter-Red-Umbrella
Jueves, octubre 19th, 2017

tormenta de inspiración: 5 artistas y la lluvia

- ART -
DSCF0175
Jueves, octubre 19th, 2017

vera marmelo, la melancolía de porto desde la fujifilm xe3

- ART EVENTS Photography Reviews -
Cai-Guo-Qiang-durante-la-creacion-con-polvora-de-una-pintura-2016-Foto-ST-Luk-1024x740
Jueves, octubre 19th, 2017

cai guo-qiang, una explosión artística (literalmente)

- Agenda ART EVENTS -