CULTURE, Society | , , ,

el poder ofensivo de una mierda



000000000 222

La expresión es una capacidad del ser humano que todos sabemos utilizar, en mejor o peor manera, a mayor o menor nivel. Al igual que todos tenemos una opinión sobre temas estructurales que nos afectan a todos como sociedad. Una opinión es algo personal, algo muy valioso y cuya libertad debería ser protegida por cualquier estado de derecho. Si además utilizas el arte como medio de expresión de esta opinión, se genera la denuncia social, un mecanismo necesario e indicativo de que una sociedad está en uso de todas sus libertades. Y cuando eres una persona (o personaje) público, no te queda otra que aceptar que tus acciones y tu figura van a desatar reacciones de todo tipo: estás expuesto. El artista Ausín Sáinz presentó su proyecto de exposición al Ayuntamiento de Salamanca, lugar de dicha muestra, con fotos detalladas, y se aceptó tal cuál. Pero, al ver los cuadros colgados, antes de inaugurar al público, cayeron en la cuenta de que las imágenes podían herir sensibilidades, ya que la muestra iba a estar abierta a todos los públicos. Pues bien: se trata de pinturas que muestran a personajes tan populares (juego de palabras súper ingenioso, lo sabemos) como Mariano Rajoy, Bárcenas, o la Infanta Cristina con una mierda plantada en la cabeza, a modo de corona. ¿Cómo de ofensiva puede llegar a ser una mierda? ¿Es que no han visto una mierda en su vida? ¿De sus ilustres posaderas salen flores o algún otro adorno naif? Una mierda en la cabeza, una llamada, y esa exposición nunca vio la luz, además de tratar al artista como si fuera un delincuente. ¿La excusa? Que una institución pública no puede hospedar obras que ofendan a instituciones del Estado o a parte del público que las vea. Ah, que tarde han caído en esto, dado que en principio les pareció una buenísima idea. Ahora, solo una provocación. Pero, ¿y si nada nos provocase una reacción o crítica, en qué mundo viviríamos? Es indignante que, a las alturas que estamos y con todo lo vivido, volvamos a utilizar instrumentos intimatorios arcaicos como la censura en el arte, un campo que es pura auto expresión, y en el que la denuncia social es catalizador de muchos otros movimientos. Intolerable, indignante, y muchas más cosas empezadas por in-. Hay cosas que nunca cambian, y hay gente que no quiere ver. Y ese es el verdadero peligro de la libertad.

thumb

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-10-23 a la(s) 13.41.10
Lunes, octubre 23rd, 2017

domestika convoca 10 becas de un año de cursos gratis

- CULTURE -
Captura de pantalla 2017-10-23 a la(s) 12.40.28
Lunes, octubre 23rd, 2017

la censura como motor creativo: 5 fotógrafos reivindicativos

- ART CULTURE -
randy lewis
Jueves, octubre 19th, 2017

#lamonoPLEASURES: 10 artistas revelan sus lugares favoritos para la hora del papeo III

- CULTURE Destacado2 -