ART, Books, CULTURE, Society | , , ,



loring

“¡Hay que luchar por el arte!”, espeta una voz imaginaria en nuestra cabeza, tenue pero no menos llena de rabia. Sí. Rabia, señores, esa es la palabra para describir el tipo de noticias como la que os presentamos hoy: cierra Loring Art, una arteria viva de la literatura en la ciudad de Barcelona y donde lamono estuvo presente durante mucho tiempo. Llevaba veinte años abierta en la calle Gravina, en pleno centro de la capital catalana y de la ciudad de la eterna bohemia, y ahora cierra sus puertas para siempre. Y no, no era otra librería más, porque Loring Art no abandonaba la literatura a la hastiada e inevitable obsolescencia de las estanterías. Nada de eso. Loring Art era un lugar con alma, fruto de la más honesta pasión por el arte y la literatura, de la atención al detalle, de la calidad y del amor al trabajo bien hecho; y allí el arte se respiraba y vibraba en cada rincón: una sensación tan placentera como contagiosa. Se hacían lecturas cada jueves, se descubrían nuevos libros dignos de amparo literario y, lo mejor: era el lugar perfecto donde encontrar los tesoros más recónditos y las ediciones más especiales del mundo de las letras, reducido ahora a la limitación casi claustrofóbica de una página web. Es el futuro, dicen.

Loring

Y no, no hablamos tan solo de una librería. La literatura en España se resiente, y Loring Art es la víctima y el vivo ejemplo de una de sus muchas consecuencias. Por desgracia se trata de una realidad tan cruda como en auge: las ventas del libro literario siguen cayendo en España. ¿La paradoja? La facturación del sector del libro, según apuntaba el Periódico el pasado mes de junio, creció un 2,8% en el año 2015, pero fue gracias al libro de texto. Y no queremos ahora quitarle meritos a los libros de texto ni nada de eso, que también tendrán su interés para más de uno y sin duda son necesarios, pero… ¿Qué pasa con la literatura? ¿Con ese maravilloso mundo paralelo, sin duda infinitamente más extraordinario y seductor que este? No podemos dejarlo morir. De ninguna manera.

Loring1

Y es que el arte muere así. No de golpe, ni de una noche a una mañana. El arte se consume con cada galería que queda en el olvido, con cada artista que lo abandona porque no tiene para pagar el alquiler a final de mes, con cada librería que cierra. Así muere el arte: poco a poco, en silencio, sumido en una agonía encubierta pero letal. Y, en este proceso, hay algunos de nosotros a quienes se nos despierta una voz, tenue, pero no menos llena de rabia, que grita en susurros: “¡no lo dejes morir!”. Y aquí estamos, proporcionándole un poco más de volumen a esa voz, amplificándola para hacérosla llegar también a vosotros y denunciar la injusticia que se nos presenta ante los ojos hoy. Nos vemos obligados a despedirnos de esta gema singular de la literatura que pronto perderá su esencia física para cambiar de rumbo. Aunque nos llene de tristeza, les deseamos lo mejor en esta nueva etapa. Porque siempre habrá esperanza mientras siga habiendo pasión por hacer las cosas bien y por hacer lo que llevas toda la vida haciendo. Esa es la esencia, lo que hace de este proyecto único. Que se lo digan a Ángeles Loring, la creadora, la persona que ha estado tras un mostrador toda su vida hablando de libros pero también de arte. Ese era el punto que los diferenciaba: no es solo libros, no es solo literatura, se trata de arte. Arte que ahora podremos seguir degustando pero sin el extra sensorial que implica tocar sus páginas, dejarnos enamorar por una ilustración o una frase que aparezca de repente mientras ojeamos sus páginas o por las recomendaciones de los libreros, esos expertos cuya empatía no conoce límites. No lo sabes, pero te conocen muy bien. Y esa conexión es lo que hoy también lloramos.

Habrá a quien pueda parecerle que todo esto no es para tanto (que es solo una librería que cierra, que ya se abrirán otras), pero un gruñido extraño se nos despierta en el pensamiento y, con una voz tenue, que parece haber perdido volumen por culpa de la desesperación, brama en susurros: “¡hay que luchar por el arte, no lo dejes morir!”. Y nosotros, contagiados por toda esa indignación, le respondemos que no, que no lo haremos. Puedes seguir consultando el catálogo de Loring Art, aquíT: Raquel Bueno

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • advertisement

También te puede interesar.

Captura de pantalla 2017-07-21 a la(s) 13.38.56
Lunes, julio 31st, 2017

de la idea a la materialización: ¿cuál es el papel del director de arte?

- CULTURE Society -
Captura de pantalla 2017-07-30 a la(s) 15.10.05
Domingo, julio 30th, 2017

michael kenna, momentos únicos

- ART Photography -
Olga Khaletskaya (16)
Domingo, julio 30th, 2017

olga khaletskaya, libertad creativa

- ART Collage -