CULTURE, Destacado2, Society | , ,

#DistortedRealities: el fenómeno karoshi, morir por exceso de trabajo



Quiet Tokyo by Hiroharu Matsumoto

Quiet Tokyo by Hiroharu Matsumoto

Tener un empleo es para algunos una aspiración y para otros una necesidad. Le dedicamos mucho tiempo, a veces demasiado, porque al fin y al cabo, nuestra vida gira en muchas ocasiones a su alrededor. Prácticamente cualquier sociedad estaría de acuerdo con esta afirmación pero hay otras que la cultura les lleva más allá haciendo del trabajo el centro del universo. En Japón han llevado esta filosofía hasta tal extremo que miles de personas mueren al año por exceso de trabajo, un fenómeno conocido como Karoshi. Aunque éste se reconoce oficialmente por el Ministerio de Sanidad japonés desde 1987, es un tema que sigue generando mucha controversia por lo que los datos varían según su procedencia: el Consejo Nacional en Defensa de las Víctimas del Karoshi dice que se pueden llegar a las 10.000 víctimas anuales mientras que las fuentes oficiales reduce esta cifra a 2.310 en 2015.

Esta diferencia es debida en gran parte a las características por las cuales se considera que se trata de una muerte por exceso de trabajo y no por otros motivos. El gobierno reconoce karoshi solo si el trabajador ha hecho más de 100 horas extra en el mes anterior a su muerte o 80 en dos o más meses consecutivos de los últimos seis. Según el Ministerio de Sanidad, Trabajo y Bienestar japonés, la muerte súbita de cualquier empleado que trabaja de media más de 65 horas a la semana durante más de un mes puede ser considerada como karoshi. Para entender estas largas jornadas laborales debemos irnos a los años 40, a un Japón devastado por la Segunda Guerra Mundial que necesita que la gente trabaje sin descanso para sacar el país adelante. Sin embargo, el ritmo frenético continua hoy en día, ya inculcado en su modo de vivir. La presión es tal que cuando alguno se duerme, sea donde sea, está bien visto ya que se entiende que está cansado por tanto trabajar.

18

En 1982 Hosokawa, Tajiri y Uehara publicaron un libro titulado Karoshi y a partir de este la sociedad comenzó a tener conciencia del fenómeno pero nada ha cambiado. Son muchos los que sufren por falta de sueño, por mala alimentación, falta de ejercicio y otros desórdenes mentales como depresión, ansiedad o estrés que pueden acabar provocando derrames cerebrales y ataques cardíacos, entre otros. Un ejemplo de esto que estos días está sacudiendo los medios es la muerte de Miwa Sado, una periodista de la NHK, la radio más importante de Japón, quién murió por una insuficiencia cardiaca congestiva después de realizar más de 159 horas extras en un mes. Este karoshi sucedió en 2013 pero se ha hecho público hasta este año.

Este fenómeno, lejos de ir a menos, se está expandiendo por otros países emergentes como la India o Corea del Sur. En Japón “algunas empresas han comenzado a limitar o a prohibir totalmente el número de horas extras, además de intentar ofrecer soluciones para un mejor equilibrio de la vida personal y profesional, aunque en muchos casos todo queda en una simple acción que pocos siguen, porque lo cierto es que todavía está mal visto salir pronto del trabajo mientras el resto se queda. De ahí que haya surgido la figura del freeter, jóvenes que se niegan a entrar en este círculo vicioso del sarariiman y viven encadenando trabajos temporales, quizás sin tantos beneficios extra como los de un sarariiman, pero con muchísima más libertad y tiempo personal” (fuente: japonismo.com). En pro de buscar la relajación y la desconexión, ha surgido el Shinrin –Yoku, una técnica de baños de bosque, que consiste en caminar por la naturaleza ejercitando los cinco sentidos y que promete hacernos más saludables, creativos y felices, y que está empezando a tener muchos adeptos más allá de Japón. Habrá que esperar a ver si es suficiente para cambiar los hábitos y el estilo de vida de toda una generación. T: Mireia Toledo |F: Hiroharu Matsumoto 

411227c654ed9d03ebb486231e9abf26

6b158c_cd1e5f8c282942959eab8b50798eb71d

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

San-Diego-Gun-buy-back-Carver
Viernes, diciembre 15th, 2017

Gun Buyback Program, el trueque de armas de fuego por skates en San Diego

- BOARDSPORTS CULTURE Skate Society -
analogue-2974647_640
Jueves, diciembre 14th, 2017

#DistortedRealities: Arabia Saudí acaba con la censura y abrirá las salas de cine

- CULTURE Society -
featured
Jueves, diciembre 14th, 2017

#lamonoPLEASURES: las esculturas de chocolate de studio appétit

- CULTURE Sculpture -