ART | , , ,

cuando lo aleatorio se vuelve arte: 5 ejemplos



001

¿Quién no ha vivido alguna vez una coincidencia tan improbable que resulta difícil de creer? Enigmáticas casualidades del universo que aportan algo de magia a la cotidianidad de nuestras vidas. Unos las vivirán como algo epifánico y revelador, partes de una conexión universal mayor; otros no les darán más importancia y simplemente las observarán con diversión; sea como sea, nos gustan estas sincronías, y más si ocurren en el mundo del arte. Por ese motivo, hablamos de 5 artistas cuyas creaciones surgen de forma más o menos accidental: a través de encuentros inesperados y procesos sin planear, lo aleatorio se convierte en arte. La obra de estos artistas nos recuerda que la forma de mirar las cosas es lo que determina que algo sea arte o no, y que al final somos nosotros quienes aportamos valor a las cosas. La belleza está ahí, solo hay que saber verla. T: Alexía Gavriil

2268

Harry Pearce, arte en la serendipia

Desde manchas de pintura y suciedad hasta formas erosionadas, las escenas cotidianas que retrata el diseñador gráfico y fotógrafo Harry Pearce cobran vida, como si tuvieran una historia propia. A lo largo de sus viajes por el mundo, Pearce ha ido capturando momentos de serendipia a través del objetivo de su cámara, que ahora recoge en su libro Eating With the Eyes. Se trata de una colección de fotos de un resultado cautivador, en las que Pearce otorga significado a escenas accidentales. Sus fotografías constituyen una meditación visual en forma de arte; a veces trágicos, otras veces divertidos, los momentos inmortalizados documentan casualidades, intervenciones humanas y coincidencias, creando un ritmo constante en el caótico mundo que nos rodea.

michael-wolf

Michael Wolf, la vida en los callejones de Hong Kong

Nacido en Alemania, crecido en Estados Unidos y en Canadá y pasando gran parte de su carrera como fotoperiodista en Asia, Michael Wolf ofrece una mirada única de Hong Kong y de la vida en la ciudad; la vida de una sociedad globalizada que mantiene rasgos de su cultura aún en el caos de la urbe. Lo que distingue a sus fotografías es su capacidad de capturar el valor simbólico de detalles que pasan desapercibidos a simple vista: composiciones visuales, objetos olvidados o ingeniosas creaciones que los residentes de Hong Kong han encontrado para dar solución al problema de falta de espacio debido a la sobre población. De esta manera, elementos cotidianos como sillas, fregonas y guantes de goma encuentran un equilibrio en su entorno. A través de distintas perspectivas y enfoques visuales, Wolf plasma la energía humana de la ciudad contemporánea, con los callejones de Hong Kong como escenario de fondo.

brooke

Brooke Anne Frederick, encuentros fortuitos

Tal vez decir que las mejores cosas en la vida pasan por accidente parezca una forma de despojar  a la vida de un sentido último, pero la fotógrafa Brooke Anne Frederick nos demuestra que a menudo la magia se encuentra cuando dejas de planear. Frederick, originaria de California, retrata encuentros frontales con extraños en sus viajes, imágenes a menudo grotescas que nos atrapan con su aire misterioso. Su serie Everything is Fine incluye fotografías de desconocidos se le cruzaron en el camino durante sus viajes por Estados Unidos, Rusia, Cuba, Costa Rica o Berlín. La fotógrafa asegura que su proceso creativo es espontáneo y no incluye planificación, aunque también ha trabajado en proyectos en los que sus sujetos han posado para ella. Su obra transmite un magnetismo propio de los acontecimientos accidentales y el no saber qué pasará.

007_miller_ruined_polaroid_51

William Miller, la belleza en los desperfectos

Probablemente entonces no lo sabía, pero el fotógrafo William Miller estaba de suerte cuando compró una vieja polaroid SX-70 rota en un mercado de segunda mano. Cuál sería su sorpresa al descubrir que al disparar, los viejos engranajes de la cámara fotográfica destrozarían la película afectando a la exposición y creando así fotografías de formas abstractas e impredecibles. El resultado es Ruined Polaroids, unas polaroids accidentadas que más que fotos recuerdan a la obra expresionista de grandes artistas contemporáneos. Vamos, que ni intentándolo le habrían salido fotografías iguales.

lisa_sorgini_food_stamps_08

Lisa Sorgini, collages accidentales

A muchos nos sonará aquello de “con la comida no se juega”. Y tiene gran parte de razón, pues no deberíamos desperdiciar alimentos cuando hay tantas personas en el mundo pasando hambre. Sin embargo, en el caso de Lisa Sorgini el fin está justificado: pequeñas cantidades de comida hacen un arte fresco y humorístico. Cuando la artista australiana juntó por casualidad viejas fotos de National Geographic con comida de su cocina, Sorgini lo vio claro: sería el principio de una serie de collages fotoalimentarios de un carácter festivo y algo retro. Su original concepto fotográfico se suma a una ya larga lista de proyectos personales y trabajos profesionales para revistas, publicaciones y músicos; sin embargo, la serie Food Stamps nos recuerda una vez más la magia de las coincidencias. En sus palabras, “la idea surgió por casualidad, las combinaciones crean una serie de imágenes con un sentido renovado e implícito”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone
  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

Armand Brac (12)
Domingo, noviembre 19th, 2017

armand brac, formas rotas

- ART Collage -
Karoline Kroiß (11)
Domingo, noviembre 19th, 2017

las mujeres de karoline kroiss

- ART Painting -
Captura de pantalla 2017-11-18 a la(s) 13.01.44
Sábado, noviembre 18th, 2017

simple joys by sonia & mark whitesnow

- ART Photography -